La Central Hidroeléctrica , la tercera más grande del país, ubicada en la región Huánuco, entró en operación el 2016.

La anunciada venta de la central hidroeléctrica de (en manos de la constructora ) al consorcio liderado por la compañía estatal china (CTG), podría quedar en nada.

La venta de este activo de , por un valor de 1.400 millones de dólares, está pendiente de aprobación por el desde el 25 de agosto último, según lo establece el Decreto de Urgencia 003-2017.

Sin embargo, a punto de cumplirse dos meses, y sin respuesta del Estado peruano, los chinos podrían retirarse de las negociaciones.

 ha pedido autorización para realizar esa venta y pagar a sus proveedores y a los inversionistas, con lo cual quedarían unos 300 millones de dólares para el fideicomiso creado por el decreto supremo 003-20017.

La procuraduría pide que todo el dinero entre al fideicomiso, como antes sucedió con el proyecto Olmos, lo que al final está impidiendo que la venta se produzca.

Fuente: La República