Gonzalo Quijandria, director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Minsur

ProActivoGonzalo Quijandría, director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Minsur, destacó que la minera peruana tiene entre sus objetivos potenciar diversas actividades con miras a una diversificación productiva en los lugares donde opera.

En las operaciones que Minsur tiene en el Perú y en otros países, tiene el objetivo de generar y potenciar otras actividades productivas que compitan con tanta y mayor eficiencia que la minería, propiciando nuevos puestos de trabajos e ingresos para las familias de las comunidades del entorno, asegurando su bienestar más allá del ciclo de vida de sus proyectos mineros, explicó Quijandría, al exponer en la conferencia: Modelo de sostenibilidad agrominera en el altiplano, organizado por Agromin.

Para lograr esa meta, primero identifican las otras potencialidades en las zonas de sus operaciones, brindan capacitación y luego procuran invertir en ese rubro. Además, deben ser proyectos que generen ingresos económicos para el núcleo familiar y que sean autosostenibles, con incremento de la producción y calidad.

“Todo este trabajo tiene que hacerse de la mano con las autoridades, para el cierre de brechas de infraestructura y capacidades de gestión a través de múltiples mecanismos, como Obras por Impuestos e inversión directa”, agregó.

Cierre de brechas para la diversificación

Consideró que el cierre de brechas de infraestructura a nivel nacional representa un grave problema que dificulta la diversificación productiva del país, por lo que tiene que haber un trabajo sostenido del Estado con apoyo de las empresas.

Ver también:  Minsur prepara nuevo proyecto para su mina San Rafael por US$ 412 millones

“Para tal propósito es menester crear espacios de diálogo, llegar a un entendimiento con las comunidades de qué es lo que queremos y qué es lo podemos hacer con la minería. Ahí necesitamos la asociatividad con organismos civiles y del Estado, solos no podemos pretender cambiar una realidad”, añadió.

Avances en Puno  

Refirió que Minsur, bajo ese objetivo, ha invertido del 2012 al 2020 una suma superior a los 21.1 millones de dólares en Puno, a través de su mina San Rafael.

“Existe mucho potencial agrario, sobre todo pecuario en la zona del altiplano, pero con poca rentabilidad, no competitiva, debido a condiciones adversas, como las heladas y la falta de agua durante las sequías, por lo que se necesitan cosechas de agua a través de represas para almacenar los recursos de lluvias”, explicó.

Además, afirmó, han creado un modelo de desarrollo agropecuario local, basado en el potencial existente en la zona del altiplano en los distritos de Antauta y Ajoyani, en el norte de Puno.

Manifestó que gracias a estudios realizados identificaron una altísima calidad de lana de alpaca y capacidad para generar una actividad alpaquera, quizá “la más competitiva del mundo”.

“Se hizo un enfoque multiactor con productores, empresas, gobierno local, ONG, cooperación técnica, universidades locales y el mercado, dentro de un marco de dialogo para poder ir avanzando en estas iniciativas”, recordó.

Anotó que también se hizo un enfoque de sostenibilidad, pensando que cada dólar invertido “tiene que generar frutos más allá de nuestra presencia en la zona”, para lo cual es necesario trabajar en otras actividades productivas.

Ver también:  Minsur prepara nuevo proyecto para su mina San Rafael por US$ 412 millones

Quijandría destacó que pudieron evitar la desaparición de la genética alpaquera de color, “pues solo se estaba preservando la alpaca blanca cuando la de color es apreciada en más mercados de exportación”.

“La diversificación en ganadería y agricultura va a tener para la empresa y la comunidad reputación de un buen trabajo colectivo y garantizar la paz social, que la gente nos permita a todos trabajar con tranquilidad”, aseguró.

Remarcó que Minsur, con el lanzamiento de su proyecto de manejo y crianza de ganados, donó kilómetros de cercos, un sinfín de cobertizos y realiza campañas médicas entre el ganado a través del SENASA.

“Se ha trabajado en el afianzamiento hídrico para garantizar agua durante todo el año mediante cosecha e infraestructura hidráulica, con reservorios, canales, represas y bocatomas en las comunidades donde operamos”, indicó.

Apuntó que igualmente mejoraron los pastos con riego y siembra adecuada, alimentos balanceados y conservación de forraje ganadero, generado por su  y que está a disposición de la comunidad, y que permite la mejora continua e investigación ganadera, la validación de tecnologías, capacitación y conservación genética.

“Hemos puesto centros de acopios en las comunidades donde se desarrollan estos proyectos y entrado en la cadena de valor agregado, con la selección de esquila, la producción artesanal, mediante la donación de cargadoras y lavadoras capacitadas a través de convenios de desarrollo empresarial”, pormenorizó.

Ver también:  Minsur prepara nuevo proyecto para su mina San Rafael por US$ 412 millones

Citó que también otorgan apoyo en la articulación comercial con contactos a mercados, participación en ferias y en las actividades de exportación y que en esos apoyos ya han invertido casi 10 millones de dólares.

Dijo que se está realizando el mejoramiento de ovinos en general, para diversificar la capacidad ganadera, dosificaciones de alpacas, llamas, carneros y vacas. “El programa Pro Ganadero se ha focalizado sobre todo en el distrito de Antauta y el programa Fibra emprendedora de tejedoras en las comunidades de Ajoyani Antauta, señaló.

En cuanto al agua de riego, declaró que para que no falte en épocas de sequía en Puno, ahora cuentan 2 millones de metros cúbicos almacenados en reservorios comunales, 300 reservorios familiares, 30 represas comunales y más de 400 canales rústicos.

En Marcona

El director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Minsur anunció el término de la remodelación del Instituto Superior Tecnológico Luis de las Casas Grieve de Marcona, antes de empezar a operar Mina Justa, y que va a ser el ente especializado más moderno del Perú y quizás de toda la región sudamericana.

“Es un Instituto copiado de los existentes en Canadá, con la misma educación tecnológica que se sigue ahí, para aplicarla a los jóvenes de Marcona, y que no solo tenga un foco solo en la minería, sino sobre todo en las otras potencialidades de la zona”, puntualizó.