Compañía de Minas Buenaventura

(Foto: Buenaventura)

Moody’s Investors Service mantuvo el lunes la calificación de familia corporativa B1 de Compañía de Minas Buenaventura S.A.A., al mismo tiempo que asignó una calificación de B1 a los bonos senior no garantizadas propuestos por la minera peruana.

Los ingresos netos se utilizarán para pagar en su totalidad la deuda tributaria que tiene con la Sunat de alrededor de US$ 563 millones. “Esta disputa tributaria está relacionada con la negativa de la Sunat de reconocer las deducciones tributarias de Buenaventura en relación con las coberturas y derivados contratados durante el 2007-08, así como las pérdidas tributarias que fueron compensadas en el 2009-10”, explicó Moody’s.

Ver también:  Moody’s: Corrupción en el Poder Judicial y Congreso entre los temas que más preocupan

El pago por parte de Buenaventura de esta deuda no implica su aceptación de la resolución. Estas acciones de calificación concluyen la revisión iniciada el 30 de mayo del 2021.

La perspectiva estable refleja la opinión de Moody’s de que la empresa mejorará su estructura de capital y liquidez mediante la emisión de los pagarés propuestos. La perspectiva también incorpora la opinión de Moody’s de que Buenaventura reducirá el apalancamiento a través de una combinación de mejoras operativas más allá del 2021 y de reducción de la deuda.

La calificación de las notas asume que los documentos finales de la transacción no serán materialmente diferentes del borrador de la documentación legal revisada por Moody’s hasta la fecha y asume que estos acuerdos son legalmente válidos, vinculantes y ejecutables.

Ver también:  Mina San Gabriel de Buenaventura iniciará producción de oro en 2025

Factores para mejora o rebaja de calificación

Una actualización requeriría que Buenaventura registre una mejora sostenible en su posición de costos, lo que le permitirá a la compañía enfrentar mejor las caídas significativas en los precios de los metales y mantener un margen EBIT estable, al menos alrededor del 10%, con un apalancamiento por debajo de 3.5x.

La calificación de Buenaventura podría reducirse si la empresa no puede pagar por completo la deuda de la Sunat o generar efectivo adicional para reducir la deuda hacia su objetivo de apalancamiento.

También podrían surgir presiones negativas si la liquidez se deteriora o si la empresa no puede mejorar su rentabilidad y perfil financiero. Cuantitativamente, el apalancamiento (deuda ajustada por Moody’s / EBITDA) por encima de 4.0x podría resultar en una rebaja.

Ver también:  Moody’s: Corrupción en el Poder Judicial y Congreso entre los temas que más preocupan

Fuente: Gestión