Grupo Nexans

La compañía especializada en fabricación de cables y dueña de Indeco, Nexans Perú, experimentó un buen desempeño durante el primer semestre del año. Esto fue impulsado por los proyectos que ejecutaron dos de sus principales clientes: mineras y utilities (compañías como Tecsur o Enel).

Sin embargo, perciben en los últimos meses un decrecimiento en la demanda de productos para utilities, en más del 60%. Una situación similar se observa en minería, donde se ha visto un estancamiento de proyectos a partir de junio, señala Luis Ernesto Silva, vicepresident B&T Southern Andeans de Nexans.

“Esperamos que se definan las reglas para el sector porque sería lamentable que se detengan los proyectos”, sostuvo.

Señaló que las compras de empresas mineras a Nexans cayeron en más de 50% durante el último trimestre (respecto al periodo anterior) y la perspectiva es negativa para lo que resta del año.

Ver también:  Cerca de 2 millones de peruanos no tienen luz eléctrica

Ante este panorama, la empresa está posicionándose en exportaciones para proyectos de energías renovables, principalmente en mercados como Colombia, Chile, Centroamérica y el Caribe. “Es una estrategia para compensar, pero eso no significa que cuando los otros sectores se recuperen dejemos de exportar”, comentó Silva.

Construcción

El segmento más relevante para Nexans hoy es construcción, que representa el 70% de sus ingresos. Una vez reactivada la economía se vio un “boom”, pero entre junio y julio tuvo un despunte.

“A partir de agosto vemos una mejora, pero no a niveles del primer trimestre del 2021. Hemos tenido baches fuertes, pero estamos retomando porque el país se está acomodando al escenario político”, indicó Silva.

Ver también:  Cerca de 2 millones de peruanos no tienen luz eléctrica

¿Y el alza del dólar? Nexans tuvo que trasladar el incremento al mercado porque no solo sufrió el impacto del tipo de cambio, también el incremento de las materias primas, refiere.

“El cobre casi duplicó su precio respecto a marzo del año anterior (el valor de los cables está sujeto a dicho elemento). También nos aqueja la crisis logística a nivel mundial y el incremento de las tarifas eléctricas”, indica.

Es por ello que los precios se elevaron en un 80% y hasta 90%, en relación al 2019.

Proyecto

Consultado por próximas inversiones de Nexans, Luis Ernesto Silva dijo que por ahora el proyecto de la planta en Chilca se encuentra en pausa. “Está pensado a largo plazo. La pandemia, sin duda, nos impactó y es una variable importante para el proyecto”, afirma.

Ver también:  Cerca de 2 millones de peruanos no tienen luz eléctrica

La etapa de preingeniería empezaría entre 2023 y 2024. Mientras tanto, la compañía se enfoca en proyectos de innovación. Así, recientemente lanzaron la “Línea Plus”, cables de PVC con menor emisión de gases tóxicos en caso de incendios.

Datos

Impulso. Se proyecta que para el 2022 la demanda de energía crezca, lo cual favorecería directamente al negocio de Nexans.

Recuperación. La empresa se encuentra al 85% de sus niveles prepandemia.

Fuente: Gestión