OPEP (Petróleo)

La OPEP+ está considerando su mayor recorte de producción desde 2020, una medida que Washington intenta evitar con frenéticos esfuerzos diplomáticos.

El grupo se prepara para discutir un recorte a sus límites de producción de hasta 2 millones de barriles por día, utilizando los objetivos actuales como punto de partida. Si bien se trata de una reducción significativa, el impacto real en el suministro global sería menor porque la producción de varios países ya es menor a la de sus cuotas.

Los funcionarios estadounidenses están haciendo llamadas a sus homólogos en el Golfo tratando de rechazar la medida, según personas familiarizadas con la situación.

La OPEP+ también contempla restricciones más pequeñas de 1 millón a 1,5 millones de barriles por día, dijeron los delegados. Incluso un recorte de esa escala sería un duro golpe para una economía mundial que ya enfrenta golpes inflacionarios históricos. Washington está analizando posibles respuestas, a medida que el presidente Joe Biden intenta controlar los precios en las estaciones de servicios antes de las elecciones de mitad de período en noviembre.

Ver también:  SPH: producción de gas natural se incrementó más de 19% en octubre (PDF)

“Es difícil exagerar lo ansioso que está el Gobierno de Biden por un posible repunte de los precios petróleo”, dijo Bob McNally, fundador de Rapidan Energy, en Viena. “Un gran recorte de la OPEP+ entraría en conflicto con la Casa Blanca, aunque los funcionarios pueden esperar a ver cómo responden los precios antes de activar las respuestas políticas”.

Es un golpe particular para Biden después de su visita a Arabia Saudita a principios de este año en busca de un nuevo acuerdo petrolero. Y subraya las tensiones en Estados Unidos y Arabia Saudita, frente a la fuerza perdurable de los lazos del reino con Moscú a pesar de la guerra. Está prevista la presencia del viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, a la reunión en Austria, lo que aumenta la tensión diplomática.

En Viena, había pocas señales de que la presión de EE.UU. estaba funcionando. El ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazrouei, insistió en que la decisión fue “técnica”.

“Es muy importante que siga siendo una decisión técnica y no política”, dijo a los periodistas. “Es por eso que es importante observar el lado técnico de la ecuación y analizar cualquier inquietud con respecto a la economía y el estado de la economía”.

Ver también:  Oro se encamina a ganancia semanal; operadores esperan de empleo en Estados Unidos

Respuesta de EE.UU.

Los funcionarios de la Casa Blanca ya han pedido al Departamento de Energía de EE.UU. que analice si una prohibición de las exportaciones de gasolina, diésel y otros productos refinados del petróleo reduciría los precios, informó Bloomberg el martes. Es una idea controvertida pero que está ganando terreno en algunos sectores de la Administración Biden.

Mientras los ministros de la OPEP+ se reúnen en Viena, los líderes europeos y estadounidenses trabajan para frenar los ingresos que Moscú recibe del petróleo para tratar de debilitar la maquinaria de guerra del presidente Vladímir Putin. La Unión Europea aprobó un nuevo paquete de sanciones que reducirá severamente la capacidad de Rusia para vender crudo, mientras que EE.UU. está trabajando con aliados para implementar un límite de precio para el petróleo ruso.

Ver también:  Precio del crudo baja por preocupaciones sobre la demanda china

EE.UU. también podría considerar recurrir nuevamente al uso de su Reserva Estratégica de Petróleo para controlar los precios, según algunos analistas.

“El paso de la OPEP+ podría desencadenar contramedidas estadounidenses, incluidas liberaciones adicionales de la Reserva Estratégica de Petróleo”, dijeron analistas de JP Morgan en una nota.

Un recorte masivo reflejaría las preocupaciones del grupo sobre la desaceleración global y su impacto en la demanda. Pero en realidad, el impacto en el mercado sería menor que la cifra original. Esto se debe a que la cantidad producida por varios miembros ya es mucho menor que sus cuotas oficiales, lo que significa que podrían cumplir automáticamente con su nuevo límite sin tener que frenar la producción. Aun así, sería la mayor reducción del cártel desde los profundos recortes acordados al comienzo de la pandemia del covid-19 en 2020.

“Esta es una reunión importante”, dijo el ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos, Suhail Al Mazrouei, a periodistas en Viena el miércoles.

Fuente: Bloomberg