petróleo

La Organización de Países Productores de () recortó en un 19% su previsión de crecimiento de la demanda mundial de este año, debido a la epidemia del nuevo coronavirus y su impacto en China.

“El impacto de la epidemia de coronavirus en la economía china se agrega a la incertidumbre que rodea el crecimiento económico global en 2020 y todo ello afecta al crecimiento mundial de la demanda de en 2020”, indicó la en su informe mensual difundido este miércoles.

La organización prevé ahora un crecimiento de la demanda de 0,99 millones de barriles diarios (mbd) este año, una cifra inferior en 0,23 mbd a la previsión del mes pasado.

En China “los carburantes para el transporte, en particular la aviación, deberían verse afectados en el primer semestre de 2020”, apunta la .

El impacto se verá exacerbado por la coincidencia de la epidemia con el periodo del Año Nuevo, en el que millones de personas suelen viajar para reunirse con su familia o para ir al extranjero.

La OPEP y sus socios, entre ellos Rusia, están aplicando una política de reducción voluntaria de su producción para apoyar los precios al alza y ahora podrían sumar nuevos recortes frente al coronavirus, aunque Moscú no dio todavía su acuerdo.

En enero los países de la OPEP redujeron su producción en 509.000 barriles diarios, una merma importante que se explica en particular por la caída de la producción en Libia (344.000 barriles diarios), según fuente indirectas, citadas por el informe.

Fuente: AFP