Por Mónica Belling

El trabajador minero de Perú constituye uno de los generadores de la riqueza nacional que de manera cíclica soporta las desavenencias económicas y por ende sociales que el país ha vivido históricamente.

Hombres y mujeres, por su alto desempeño, aún en condiciones hostiles muchas veces, ha logrado de manera anónima contribuir de forma efectiva y en la práctica, a incrementar las arcas del fisco nacional.

De la mano con la tradición minera que Perú tiene por siglos, y según historiadores, por milenios; el trabajador minero de Perú, en general es catalogado en el mundo entre los mejores, pues goza de variadas competencias.

Con un clima muchas veces extremo, en zonas remotas y hoy en contextos de grandes desafíos tecnológicos -como la -, sociales y ambientales, los mineros peruanos avanzan cual legión de protagonistas de la historia nacional y global.