Armando Gallegos presidente del directorio de ; Andrea Nieto; Rodrigo Prialé, gerente general de y Víctor Gobitz, presidente del

ProActivo

Por

Certero. Así puede ser calificado el estudio plasmado en el libro “Minería: Retos y Posibilidades– Planificación estratégica del sector minero en el Perú y benchmark con seis países mineros”,  desarrollado por la Escuela de Posgrado para el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú ().

El material hace un análisis comparativo de Perú con Australia, Canadá, Brasil, Chile México y Sudáfrica, países también líderes en minería; y pone en blanco y negro las fortalezas y debilidades del sector minero en su rol dinamizador de la economía nacional.

Falta de articulación

Un aspecto que se pone en relieve dicho documento es la poca o nula interacción entre las diferentes oficinas del gobierno, situación que muestra una falta de articulación en cascada y transversal en el aparato público, algo que debilita el alto potencial de crecimiento que aún tiene la minería en Perú y que puede dar bonanza a las arcas fiscales.

Según lo expuesto por el investigador principal Armando Gallegos, la situación se pone peor frente a las marchas y contramarchas en el tema de planeamiento y que incluso han llevado a que los gobiernos regionales tengan en aplicación ¡uno y otro Plan Bicentenario!, los que fueron presentados en menos de cincos años por distintos mandatos presidenciales y que tienen propuestas diferentes en cuanto al motor de la economía nacional. Mientras el del 2011 destaca un desarrollo nacional a partir del impulso minero, el del 2015 refiere un crecimiento a partir de la diversidad biológica.

Está claro que dicha situación impide que las cifras macroeconómicas puedan darle a las economías regional y local, la fluidez esperada que impide que la minería sea vista social y económicamente atractiva.

Armando Gallegos, presidente de , quien dirigió el estudio, expresó que los modelos de , y , pueden ser replicados en el país y da detalles que habría que tomar nota.

En definitiva, el valioso estudio es un aporte para dar pasos agigantados en el desarrollo nacional y en términos modernos pone en la mesa los elementos para contar con el “ecosistema”, que permita a la mayoría de peruanos poder disfrutar de su riqueza minera. Por fin dos entidades se unen y le ponen el cascabel al gato.