minería ilegal en Ananea

La Segunda Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de Puno, después de siete audiencias de juicio oral, consiguió que el Juzgado Penal Colegiado de la Provincia de San Román, condene a Alejandra Layme Palli y Vicente Quilla Ramos, a 8 años de pena privativa de la libertad efectiva, como responsables de la comisión del delito de minería ilegal agravada.

Los acusados desarrollaban sus actividades mineras en el lugar denominado La Mona, en el sector de Pampa Blanca del distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina, región de Puno, dentro de la concesión minera AFC-6 (concesión que no les pertenecía).

Las actividades se realizaban sin contar con la autorización de la DREM – Puno y tampoco se encontraban sometidos al proceso de formalización minero, establecido con los decretos legislativos 1105 y 1336.

Lee también:  ¿Una mina de oro?: la minería ilegal

En sus ilícitas actividades emplearon maquinaria pesada, como cargadores frontales, un chute, motobombas hechizas, insumos químicos combustible y mercurio.

La Fiscalía pudo acreditar que las actividades mineras generaron impactos graves en el ambiente y sus componentes, provocando la alteración del ecosistema alto andino por la destrucción y fragmentación de los recursos forestales herbáceos, así como la destrucción del hábitat de especies de fauna silvestre.

Así, también se generó un daño potencial al recurso hídrico en la laguna Sillacunca, producto de los vertimientos de lodos (sólidos en suspensión), que fueron vertidos de modo directo y constante por los sentenciados.

Los sentenciados deberán pagar una reparación de 10 mil soles, el pago de 1,686 soles por concepto de multa, el pago de costas e inhabilitación por 8 años para que no puedan adquirir ninguna concesión minera, de labor general, de beneficio, ni para que puedan comercializar minerales.

Lee también:  Huánuco: realizan reunión multisectorial sobre minería ilegal en Puerto Inca