oro

El subía el martes a su mayor nivel en casi dos semanas, impulsado por un dólar más débil y expectativas de que la Reserva Federal de refuerce su política monetaria expansiva.

A las 0931 GMT, el al contado ganaba un 0,4%, a 1.964,34 dólares la onza, tras tocar un pico no visto desde el 2 de septiembre, a 1.968,80 dólares. Los futuros del en avanzaban un 0,6%, a 1.975,20 dólares.

“La debilidad del dólar está jugando su papel, pero también lo hacen las expectativas de un apoyo continuo del FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto), que han ayudado al mercado”, dijo Ole Hansen, analista de Saxo Bank, agregando que el carece de un catalizador inmediato para impulsarlo al alza.

El índice dólar caía, lo que hacía al oro más barato para los compradores con otras monedas, mientras el mercado espera el final de la reunión de política de dos días de la , que concluye el miércoles.

Si bien el “escenario más moderado de la Reserva Federal de ya se refleja en el precio del oro”, la orientación del banco central sobre cuánto tiempo podría mantener bajas las tasas y los pronósticos de inflación promedio son cruciales, dijo la analista de ABN Amro Georgette Boele.

Las medidas de estímulo monetario sin precedentes y un entorno de bajas tasas han llevado al lingote a ganar un 29,5% en lo que va de año y escalar a niveles récord por encima de los 2.000 dólares la onza, ya que se considera una cobertura contra la inflación y una potencial devaluación de la moneda.

En otros metales preciosos, el platino ganaba un 0,6%, a 960,03 dólares la onza; la plata subía un 0,9%, a 27,40 dólares; y el paladio sumaba un 0,6%, a 2.327,50 dólares.

Fuente: Reuters