Las incertidumbres sobre la guerra comercial brindan respaldo a los activos de refugio, especialmente los metales preciosos, según analistas

El oro se estabilizaba este jueves cerca de un máximo de seis años y la plata alcanzaba su mayor nivel en más de dos años debido a que los temores a una recesión global, exacerbados por la prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China, mantenía el interés por los activos de refugio.

El oro al contado se mantenía estable a US$1.538,36 la onza a las 09:56 GMT tras llegar el lunes a US$1.554,56, un nivel no visto desde abril de 2013. Los futuros del oro en Estados Unidos, en tanto caían un 0,1% a US$1.547,10.

“Los mercados están esperando los próximos pasos en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Hasta entonces, las incertidumbres siguen brindando respaldo a los activos de refugio, especialmente los metales preciosos”, dijo el analista de ING Warren Patterson.

Lee también:  Ministro Merino se reúne con empresas chinas que operan en el Perú

El miércoles, Washington oficializó aranceles adicionales de 5% sobre importaciones chinas con un valor de US$300.000 millones, que entrarán en vigor en dos etapas, el 1 de septiembre y el 15 de diciembre.

El avance del oro, sin embargo, fue limitado por los comentarios del Ministerio de Comercio de China, que dijo este jueves que ambas partes “deberían crear condiciones” para el avance de las negociaciones y que Beijing estaba en contra de escalar la guerra comercial.

Sumándose a la incertidumbre en torno a la salida de Reino Unido desde la Unión Europea, el primer ministro Boris Johnson suspendió al Parlamento por más de un mes antes del plazo límite del Brexit el 31 de octubre.

Ante las crecientes señales de una desaceleración global, lo mercados esperan que la Reserva Federal (FED) y el Banco Central Europeo recorten sus tasas de interés el próximo mes y muchos inversores creen que el Banco de Japón podría seguir esa línea.

Lee también:  Oro cae en medio de cambios de demanda debido a mejora del apetito por activos de riesgo

Además, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 30 años y los bunds alemanes a 10 años tocaron mínimos récord el lunes, mientras que la curva de retornos de la deuda estadounidense se mantuvo invertida, lo que es considerado como una señal de una recesión inminente.

Entre otros metales preciosos, la plata subía un 1,1% a US$18,53 la onza, luego de tocar su mayor nivel desde abril de 2017 a US$18,64, mientras el platino trepaba un 2,7% a US$924,40 y el paladio ganaba un 1,2% a US$1.486,97 la onza.

Fuente: El Comercio