oro

El anotó un máximo récord el miércoles, superando los 2.000 dólares ante un débil, el declive de los rendimientos de la deuda del Tesoro estadounidense y expectativas de más medidas de estímulo para la economía global devastada por la pandemia.

Las acciones europeas se recuperaban gracias a un conjunto de positivos resultados corporativos. El índice más de MSCI de acciones de Asia Pacífico fuera de Japón alcanzó un máximo de seis meses y medio, y el Nikkei cerró a la baja. Sin embargo, era la incesante recuperación del la que destacaba, alcanzando los 2.044 dólares.

El metal precioso, que se ha disparado más del 30% este año, se está beneficiando de una mayor incertidumbre sobre los efectos a largo plazo de la crisis sanitaria mundial.

La debilidad del , que retrocedió hacia mínimos recientes de dos años, y la caída de los rendimientos de los bonos gubernamentales estadounidenses han alentado a los inversores a buscar una reserva de valor alternativa, lo que aumenta el atractivo del .

“Lo que estamos viendo en este momento con el , los rendimientos de los bonos y el oro son macro operaciones (realizadas por) preocupación, no sólo por el sino también sobre el precipicio fiscal en ”, dijo Seema Shah, estratega de Principal Global Investors.

“Existen preocupaciones reales de que sin un acuerdo (de estímulo estadounidense), veremos un cuarto trimestre muy difícil para la economía estadounidense y, por lo tanto, para la economía global”.

Los negociadores de la Casa Blanca prometieron el martes trabajar “las 24 horas del día” con los demócratas del Congreso para tratar de llegar a un acuerdo sobre un plan de alivio por el a fines de esta semana.

La cifra global de muertes por el superó los 700.000 el miércoles, según un recuento de Reuters. El incremento lo lideran , Brasil, India y México.

Fuente: Reuters