ProActivo en PERUMIN 35

Paola Bustamante

“Cuando revisamos las políticas de Estado que están en el Acuerdo Nacional, no tenemos nada vinculado a la minería. Entonces, la minería no está descrita dentro de una política de Estado ni como una política nacional”, señaló Paola Bustamante, directora de Videnza Instituto y exministra de Desarrollo e Inclusión Social, en su reflexión sobre el rol de liderazgo estratégico que debería tener el Estado para orientar la contribución de la minería hacia al desarrollo territorial.

En el Jueves Minero virtual, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), desarrolló una interesante exposición sobre la necesidad de viabilidad social para el desarrollo sostenible de la minería en el Perú.

Advirtió que si bien es evidente el gran beneficio económico que genera la minería al país, como su aporte del 8.5% del PBI nacional, el 63% de las exportaciones y 16% de recaudación por impuestos internos, aún existen cuestionamientos sobre su contribución social.

En ese sentido, explicó que el 66% de los conflictos socioambientales están relacionados a la minería y el 27% de peruanos tienen una percepción negativa de este sector, pues creen que no beneficia a las zonas donde opera, las cuales enfrentan problemas de acceso a servicios básicos.

Entre las diversas causas, atribuyó a la ineficiente gestión de los recursos económicos entregados por la minería a las regiones, la débil institucionalidad y el insuficiente liderazgo del Ministerio de Energía y Minas (Minem) para coordinar entre el gobierno nacional, regional y local con una mirada intersectorial.

De modo que, para contribuir al desarrollo territorial desde la minería, enfatizó que deben trabajarse alternativas vinculadas fundamentalmente con la viabilidad social, gobernanza y rol estratégico del Estado.

Impacto social y rol del Estado

En cuanto a viabilidad social, sugirió que se analice el impacto social con la misma profundidad que el impacto ambiental, y que se utilice esa información para proceder con acciones que realmente contribuyan al desarrollo del territorio. Resaltó también el tener líneas de base y espacios para que la empresa y autoridades mantengan comunicación fluida con los actores locales.

Sobre el rol estratégico que debe tener el Estado, exhortó al Minem, como ente rector y especialista en el sector, a tomar protagonismo en la planificación de acuerdo a la línea base social y ambiental, articulación de los diversos niveles de gobierno y mejora de la efectividad y calidad de la ejecución de los recursos del canon minero.

“Se dice que los ministerios son pares, pero eso es errado. Los ministerios son rectores en una política que les compete y deberían tener mayor jerarquía frente a los demás ministerios para plantear articulación y consensos, pero se ha estado rehuyendo bajo la lógica de que el único que puede regular es la PCM; sin embargo, ellos no manejan la información y no les corresponde”, afirmó Bustamante.

Por otro lado, comentó que se debe aprovechar la oportunidad de la actual campaña electoral para poner sobre la mesa estos temas relacionados a la viabilidad social para el desarrollo sostenible y la minería. A pesar de que muchas veces se politiza e, incluso, gana el postulante que hace más campaña anti-minera en el interior del país, al llegar al poder se dan cuenta que la realidad es otra y que la minería puede dar un gran aporte vital para el desarrollo territorial.

Fuente: IIMP