Perú Agenda al 2031

La () presentó “ Agenda al 2031”, documento clave que tiene como objetivo principal reactivar la economía del país y la generación de empleo formal. “ Agenda al 2031” plantea los mecanismos para mejorar la competitividad de nueve sectores productivos, los cuales tienen alto potencial de crecimiento, con fuerte capacidad exportadora y que a su vez son intensivos en creación de empleo.

El presidente de la , , señaló que estos sectores cuentan con un gran mercado internacional y con materias primas abundantes en el país; además están relacionados con otras ramas económicas que también son generadoras de empleo. Así, las propuestas están enfocadas en los sectores de minería, construcción, textil y confecciones, alimentos y bebidas, turismo y gastronomía, forestal, pesca para consumo humano directo y acuicultura, mipymes y tecnologías de la información (TIC).

“Las políticas de desarrollo industrial deben integrar a las materias primas y los recursos naturales abundantes con los que cuenta el país y generar la especialización de otras ramas industriales y de industrias de servicios asociadas a ellas”, afirmó Márquez al presentar el documento que contiene las propuestas consensuadas de la industria, la academia, la sociedad civil y de gremios empresariales del norte, centro, sur y oriente del país. El objetivo es sentar las bases de una nueva economía basada en la exportación diversificada de valor agregado con creación de empleos adecuados.

Lee también:  DREM Madre de Dios, CITE Minería y USAID planifican trabajos conjuntos para mejorar la actividad minera

Márquez explicó que Agenda al 2031 describe la importancia de cada sector para el país, su problemática, sus propuestas y las metas que se lograrían en diez años de empezar a reactivarlos ahora. Es decir, plantea cómo lograr un crecimiento sostenible del a través del fomento de la producción industrial y de los servicios asociados a ella, apuntando a la creación de 3.2 millones de nuevos empleos y el fortalecimiento de la participación de la industria en un 20% dentro de la economía nacional.  “El mundo crece con empleos y desarrollo en base a políticas sectoriales activas. Muchos países basan su desarrollo en sus recursos naturales, a partir de los cuales son potencias industriales”, acotó.

Manifestó que en minería, por ejemplo, solo se ha aprovechado cerca del 12% de todo el potencial que tiene el . En el sector pesquero para consumo humano, incluyendo la acuicultura, el exportó US$1,500 millones en el 2019. Resultado muy distante de Chile y Ecuador, que exportan más de US$7,000 millones y US$4,000 millones, respectivamente. “Estas brechas son solo un ejemplo de lo que se podría lograr si se implementan las políticas sectoriales adecuadas”, anotó el presidente de la .

Lee también:  (Exclusivo) Presidente de la SNI, Ricardo Márquez: Desarrollos tecnológicos desde la industria minera en Perú

El dirigente industrial señaló además que la minería y la agroexportación son muestra del éxito de las medidas aplicadas por sector. Las exportaciones mineras se han multiplicado por 19 entre 1990 y 2019. Además, los tributos internos aportados por la minería crecieron 13,0% anual en promedio durante la última década. En tanto, la agroexportación no tradicional se incrementó en 15 veces entre el 2001 y el 2019. El empleo formal aumentó en más del 100% y el salario promedio mensual creció en más del 70% en los últimos diez años.

Por otro lado, recordó que el Perú tiene un déficit estructural de infraestructura y además se estima que más de 1.5 millones de peruanos requieren una vivienda; y año a año este déficit se incrementa, unido a los servicios básicos principalmente el de saneamiento.

“La industria de la construcción cumple un papel reactivador en varias líneas industriales y de servicios generando más de un millón de empleos directos. Es un sector que debe estar en la prioridad nacional para la reactivación y el empuje de muchas industrias y empleos indirectos”, enfatizó Márquez.

Lee también:  Alza internacional del GLP dispara costo del gas doméstico local

En también se consideran como industria al turismo, a las industrias creativas, y las asociadas al desarrollo de las tecnologías de la información, sectores con extraordinarias ventajas competitivas dinámicas por desarrollar.

Las propuestas planteadas en “” giran en torno a aspectos regulatorios, laborales, tributarios, logísticos e infraestructura, compras públicas, sostenibilidad ambiental, mercado interno y externo e impacto del COVID-19. Estas medidas serán alcanzadas al Gobierno Central, Congreso y a los partidos políticos que participarán en las próximas elecciones generales, las cuales definirán el rumbo económico que tomará el Perú en los próximos años.

Cabe destacar que el evento contó con la participación de empresarios y líderes de empresas, especialistas en los nueve sectores clave, quienes integraron las mesas de trabajo y aportaron en el desarrollo de las propuestas. Asimismo, los eventos realizados en el norte, centro, sur y oriente del país contaron con más de 3,000 participantes en total y sirvieron para enriquecer el documento principal.