Se proyectan inversiones por 28.216 millones de dólares en nuestro país entre el 2019 y el 2023 para los sectores de energía, e hidrocarburos.

De acuerdo al catastro latinoamericano de la Corporación de Bienes de Capital (CBC), en se proyectan inversiones por un total de 28.216 millones de dólares en actividades extractivas. Esto, dentro de los próximos cinco años (2019 – 2023).

Dicho monto es mayor al estimado para (22.571 millones de dólares), según informó Diario El Financiero.

Cabe precisar que el reporte contempla iniciativas privadas con cronogramas definidos en tres sectores: energía, e hidrocarburos. Es decir, excluye rubros como inmobiliaria, obras públicas, industrial, forestal y puertos.

A detalle

De los 28.216 millones de dólares de esperados para , el 83% corresponde a , mientras que el 10% a hidrocarburos y solo el 7% de energía.

También te puede interesar:  MTC: Cambian requisitos para concesión del espectro radioeléctrico en Perú, en camino la 5G (Exclusivo)

Entre las iniciativas destacadas por la CBC se ubica la Central Hidroeléctrica La Virgen con 10 millones de dólares de , que se construirá en la provincia de Chanchamayo (Junín).

Asimismo, se resalta la modernización de la refinería de Talarara por 671 millones de dólares en Piura y en minería se encuentra el proyecto Marcobre (conocido como Mina Justa) en Nazca, cuya asciende a 1.217 millones de dólares.

2019

Se proyecta que la inversión en el sector energía para este año en llegará a 396 millones de dólares, mientras que, en , a 3.230 millones de dólares.

Asimismo, en minería nuestro país recibiría 3.685 millones. En tanto, el vecino del sur recepcionaría 5.947 millones de dólares.

Sin embargo, la CBC estima que en hidrocarburos las inversiones bordearán en Perú los 695 millones de dólares, por encima de los 330 millones de dólares previstos para la nación dirigida por Sebastián Piñera, como vemos en el cuadro de abajo.

También te puede interesar:  Cuarentena será hasta el 1 de julio en la mayoría de regiones, toque de queda continúa

Fuente: La República