Foto: ProActivo

ProActivo

Cada vez se torna más lejana la meta del Perú de ingresar el 2021  a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (),  debido a que nuestro actual   sistema tributario  es inequitativo, sostuvo el economista e investigador de , Armando Mendoza, al comentar el Índice de Avance contra la Desigualdad – Perú 2016.

“Un aspecto critico es el retroceso de la recaudación. En el periodo evaluado en el índice (2010 – 2016), la presión tributaria pasó de 15,4% del PBI a menos de 14% y la tendencia continua a la baja”, señaló.

El también investigador de ,  explicó que la evasión y elusión tributaria cuestan al país  aproximadamente S/ 60.000 millones anuales, casi cuatro veces el presupuesto de todo el sector salud.

Lee también:  Avances y reformas necesarias para masificar el gas natural en regiones del Perú

“Estos problemas no fueron claramente asumidos en el paquete tributario que lanzó el Gobierno a finales del año pasado. Hoy se requiere voluntad política para luchar contra este lastre”, afirmó.

Recalcó que el  sistema tributario peruano  se ha tornado más inequitativo y regresivo, “pues pagan más quienes menos tienen”, por lo que resulta necesario  una reforma tributaria.

Perspectivas no promisorias para este 2017

Según ,   las perspectivas económicas  del Perú para el 2017 no son promisorias y se proyecta un crecimiento modesto o incluso nulo.

“Este estancamiento económico tendrá un costo social. Sin un cambio de fondo en las políticas fiscales, millones de peruanos y peruanas se encuentran en riesgo de regresar a la condición de pobreza, advirtió.

Argumentó que Perú ha llegado a esa situación debido a que los gobernantes no supieron aprovechar debidamente el boom económico que tuvimos entre el 2003 y 2013, y lo cual se han complicado hoy   más con la catástrofe dejada por el Niño Costero y los casos de corrupción que remecen la política nacional.