Inicio Noticias PERUMIN 33 – El Performance de la Mujer en la Industria Masculina

PERUMIN 33 – El Performance de la Mujer en la Industria Masculina

5 min read
1,139
Eva Arias, presidenta de Perumin 33 Convención Minera

Es innegable que esta versión 33 del Perumin ha tenido el éxito esperado; Eva Arias, luego de un positivo periodo como presidenta de la SNMPE; fue encargada de este complejo, delicado, intenso, técnico y político reto de presidir la versión 33 del Perumin, evento del cual depende fundamentalmente la vida del IIMP, y toda la gestión profesional que esta entidad desarrolla en beneficio de la industria.

Eva nos ha sorprendido con ese liderazgo de servicio poco común en el sector, demostrando pertinencia y resultados. ¡¡¡Felicitaciones Sra. Presidente.¡¡¡

Si bien es cierto Perumin es un equipo, las orientaciones del líder, las decisiones complejas, el detalle de una organización cuyo presupuesto supera los 30 millones de dólares para 5 días de evento, son fundamentales. Un fino enlace de relaciones empresariales y políticas que son parte de la sostenibilidad de la industria, los temas comerciales, los contenidos técnicos, y de gestión corporativa que allí se desarrollan, son aspectos altamente contingentes en su organización; sin embargo, resultaron exitosos y tuvieron un importante aporte.

Desde estas líneas tres hurras para el Comité Organizador y su lideresa.

¿Qué nos faltó? Un compromiso político de viabilidad minera.

Si bien es cierto nuestras nuevas autoridades estuvieron optimistas, el desfile de nuestras simpáticas ministras en nuestra Sala Misti presentando sus alternativas de apoyo al sector con ideas supuestamente innovadoras, expresaron el desconocimiento de lo que la industria minera ejecuta en el país. Hace más de 70 años, el desarrollo de la industria minera en los Andes, ha sido el único medio por el cual, las abandonadas poblaciones andinas recibieron, educación, salud, trabajo, autoridad y justicia.

Se iniciaba una explotación minera con júbilo, luego de un periodo de exploraciones, acto seguido campamentos, los que incluían, escuelas, hospitales, comisarías, juez de paz, trabajo en construcción, trabajo en la mina, tecnificación de la mano de obra por los ingenieros y administradores de las minas, que luego enseñaban en las zonas y promovían sus especialidades. Se creaban vínculos sociales a través de las asistentas sociales, se originaban sindicatos, aparecía la autoridad laboral; se construía ciudadanía y Estado. Los hijos de los ingenieros estudiaban con los hijos de los trabajadores y los campesinos; y se formaba país unitario.

Si nuestras ministras no se informan del legado minero de los últimos 100 años, será muy difícil que puedan entender el rol de la industria en el futuro inmediato. Creo que nuestra misión es despolitizar el campo y ejercer con autoridad el cumplimiento de la ley, sin cálculo mediático, con una visión honesta de compartir desarrollo; como siempre fue y es la misión del minero; consolidar un país unitario, respetuoso y firme.

Concluyo comentando que “COMPROMISO” es la palabra clave y “tener tiempo de leer”.

Othmar Rabitsch

Quipu Gerencia Social

Sabha Legal & RR. HH.

 

Cargar más artículos relacionados
Cargar más por Othmar Rabitsch Leon
Cargar más en Noticias