Perumin 35 (Extemin)

Con el ya oficial retroceso en una reforma fiscal para la minería –una de las promesas bandera para el presidente Castillo al inicio de su gobierno–, un corolario de medidas para estimular la inversión desde el MEF y el compromiso de, al menos, US$2,000 millones para exploración, Perumin culminó su 35 edición en un espacio donde la postergación de Yanacocha Sulfuros no desalentó las perspectivas de un sector que tributó S/15.000 millones hasta agosto.

Por supuesto, el anuncio más esperado y con la mejor recepción fue la confirmación por parte del Minem de la licencia de operación comercial de Quellaveco, mina de US$5.500 millones que, durante sus 36 años de vida útil, embarcará 1 millón 100.000 TM de cobre por año.

Precisamente, esta semana arribó la nave Balabac Island a Moquegua para la primera prueba rumbo a China y Japón. Tras el embarque, Anglo American prevé iniciar trabajos de exploración cuprífera ahora en Tacna, proyecto que avanza de etapa conceptual a prefactibilidad.

El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, dijo en la jornada cumbre que el Ejecutivo, en esta etapa de aparente reconciliación, promovería la exploración para no perder el radar de los capitales globales, al tiempo que firmas como BHP y Antofagasta Minerals ratificaron su interés por seguir descubriendo y explotando vetas.

“Sin embargo, esta riqueza que genera la industria extractiva se debe visualizar en mejores oportunidades para sus zonas de influencia y para el país”, recalcó Torres ante el panel.

Ver también:  Sociedad Agrícola de Arequipa: La minería puede ayudar a superar la crisis de la agricultura

“A fin de mantener a nuestro país como un foco de interés para la inversión en exploración minera, venimos desarrollando nuevas propuestas de gestión para generar incentivos y optimizar su promoción”, secundó la titular del Minem, Alessandra Herrera, quien, además, se reunió exitosamente con representantes de Río Tinto, MMG, Chinalco, entre otras, que reafirmaron su compromiso por seguir invirtiendo en nuestro país.

Perú: apetito bajo tierra

Contrario a lo que diversos analistas anunciaron desde la caída en el precio del cobre global por debajo de US$4 por onza y una reforma laboral en ciernes a nivel local, los principales actores del sector, las empresas mineras, aprovecharon Perumin para destacar las bondades del territorio y sus apuestas en él.

Por ejemplo, Buenaventura confirmó, en lo que representa el segundo anuncio más importante de la temporada minera, que retomará los trabajos de construcción de San Gabriel, también en Moquegua, en las próximas tres semanas, además de ratificar que su primera barra de oro estará lista en el segundo trimestre del 2025.

Otra de las grandes inversiones ratificadas es la de Zafranal, en Arequipa, que prevé iniciar su construcción en el 2024 y extraer su primer concentrado de cobre durante el último trimestre del 2027, con una inversión inicial de US$1.263 millones. Para ello, espera que Senace apruebe su EIA a fines de este año o principios del 2023.

Ver también:  Sociedad Agrícola de Arequipa: La minería puede ayudar a superar la crisis de la agricultura

Al norte, Michiquillay está por iniciar su etapa de exploración en Cajamarca, donde Southern Copper planea perforar 70.000 metros con más de 140 plataformas para hacer una evaluación de los recursos, según reveló Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas y tesorero de la compañía, durante Perumin. Con una inversión de US$2.400 millones para producir 240.000 toneladas de cobre anuales, prevé que el 3% de la ventas sean entregadas al Estado y al fondo social de la región.

En tanto que Las Bambas, con su problemática mina en Apurímac, anunció inversiones por US$2.000 millones en los próximos cinco años para expandir su yacimiento, e incluso iría por más concesiones. MMG espera duplicar la producción de cobre para el 2025 y duplicarla nuevamente para el 2030.

Apuesta multisectorial

El ministro Kurt Burneo dejó en claro, por su parte, la posición de este nuevo MEF respecto a la industria extractiva, y adelantó la presentación de un proyecto de ley para prorrogar los dispositivos 27623 y 27624, que devuelven el IGV aplicado a la exploración minera y de hidrocarburos, y amplía el plazo de vigencia de tres a cinco años.

Además, desde PCM se confirmó el inicio de un proceso de simplificación de los trámites a efectos de que las exploraciones mineras se hagan con mayor prontitud, sin dejar de aclarar que las inversiones deben desarrollarse “con respeto al medio ambiente y derechos de los trabajadores”, y que las empresas deben pagar sus impuestos.

Ver también:  Sociedad Agrícola de Arequipa: La minería puede ayudar a superar la crisis de la agricultura

Con todo, el Gobierno peruano, tras capitular en alguna de sus consignas, ve ahora el futuro con otros ojos y se apresta también a establecer los cimientos de una industria del litio que, en palabras del viceministro de Minas, Jaime Chávez, daría paso a la producción de baterías, sobre una región donde ya se extrae, pero donde ningún país ha dado el salto al valor agregado. Solo el tiempo dirá.

Proyectos de pequeña y mediana escala progresan

Maree Ringland, embajadora en Perú de Australia (quinto inversionista con US$5.000 millones en el sector), dijo ver en el país no solo el potencial de un “exportador poderoso de recursos”, sino de un “exportador de servicios”.

El Minem retomará este martes la consulta previa del proyecto Antapaccay-Expansión Tintaya-Integración Coroccohuayco.

Hudbay Minerals, propietaria de la unidad minera Constancia, anunció nuevos proyectos de exploración en la zona norte del Perú, específicamente, en la sierra de La Libertad.

Volcan anunció que su mina Romina, que permitirá extender la vida de Alpamarca, en Huaral, aportará más de US$145 millones en impuestos y regalías en 13 años de vida.

Fuente: La República