ProActivo | La reconfiguración del sector, donde el Estado intervenga en el funcionamiento del mercado del petróleo y gas a partir de la nueva normalidad, solicitó , presidente del directorio de y alertó sobre la drástica reducción de canon y regalías que sufrirán las regiones petroleras. “Estos aspectos deben conversarse con , porque no solo son acciones del comprador, sino también del vendedor. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad y cambiar nuestra forma de pensar”, precisó durante el webinar “¿Qué están haciendo las empresas petroleras durante la emergencia del Covid-19?”, organizado por .

“Debemos cambiar nuestra forma de pensar y ayudar a la reconfiguración del sector, hemos presentado algunas medidas, están discutiéndose, y la ministra de Economía entendió la importancia de este aspecto”, refirió el funcionario.

Yesquén manifestó que un aspecto a considerar, es que los trabajadores no podrán volver a las oficinas y que las instalaciones hidrocarburíferas también cambiarán. “Empresarialmente no vamos a volver a una industria en las mismas condiciones antes de la cuarentena. A pesar de todas las restricciones y la seria afectación económica, tenemos que volver a generar bienestar y reconstruir patrimonio para las nuevas generaciones”, acotó.

Niveles internacionales

Por la pandemia, el sector ha sido la primera víctima en consumo, el cual se redujo en menos del 60% y también fue afectado por los precios que llegaron a ser históricamente negativos. “Tenemos el caso de La India, que sigue con un consumo muy bajo respecto a lo que era antes, lo cual está directamente relacionado al aislamiento severo que lleva; y China también tuvo una drástica caída, no obstante, este último ya empezó lentamente a reabrir mercados y consumir energía, lo cual es beneficioso”, ejemplificó.

El precio del petróleo estaba bordeando los US$ 60 en enero, con una ligera caída en febrero y marzo, hasta antes de su abrupta caída ocasionada por el menor consumo debido al aislamiento social por la pandemia y la falta de almacenamiento del crudo a nivel mundial.

Regiones petroleras sufrirán por drástica reducción de canon y regalías

En cuanto a regalías, el funcionario precisó que en el país tuvimos alrededor de US$ 63 millones que fueron recaudados en febrero. Sin embargo, para abril se muestran cifras preocupantes del orden de US$ 13.3 millones, es decir una reducción de casi el 85 % de las mismas.

Piura y Tumbes son dos regiones que tendrán un grave impacto por la reducción de canon. En enero se tuvo US$ 12.8 millones y de esa cantidad la mayoría correspondía a Piura. Para abril hubo una disminución de canon en el orden del 69%.

Asimismo, en Loreto y Ucayali disminuyó el canon en un 89%, de US$ 6.5 millones en enero a US$ 0.72 millones en abril, debido a la caída de precios y el cierre de las operaciones. “Ello afectará a los proyectos presupuestados por estas regiones, que además están muy golpeadas por la pandemia”, alertó Yesquén.

De otro lado, indicó que en Cusco y Huánuco la caída fue de 90%, asociado a la disminución de regalías de Camisea. Pasó de US$ 43.45 millones en enero a US$ 4.71 millones en abril.

Aporte social y Comité de Emergencia Nacional en

precisó que la industria no ha parado, las empresas operan de manera segura y evitaron contagios, aunque hubo algunos. El precio bajó y significó la baja de lotes hidrocarburíferos, así como el cierre del oleoducto. Sin embargo, acotó que “todos los esfuerzos están dirigidos a seguir operando, con los protocolos de seguridad para evitar que se extienda este mal”.

El titular de Perúpetro destacó que dada la compleja coyuntura y pese a ser un sector sumamente afectado, las empresas aportaron socialmente a las poblaciones ubicadas en las zonas de influencia de sus operaciones, ya que en muchos casos ellos son la única inversión presente.

Por ello, Savia, CNPC, GMP, junto con Petroperú y , conformaron el Comité de Emergencia Nacional en , con el fin de coordinar acciones en favor de la comunidad. Adicionalmente, , , , y Frontera otorgaron apoyo con equipos de protección personal, canastas con víveres, combustible y oxígeno, en favor de la población y personal médico.