PETROPERÚ

La firma clasificadora Apoyo & Asociados, mantiene la clasificación de “CP-1-(pe)” al Primer Programa de Instrumentos de Corto Plazo y de “AA- (pe)” a las obligaciones de largo plazo de PETROPERÚ.

Apoyo & Asociados (A&A) ratificó las clasificaciones de AA-(pe) y CP-l-(pe) de los instrumentos de PETROPERÚ S.A. sustentado principalmente en lo siguiente:

A&A considera que el soporte del Gobierno es explícito, no solo a través de decretos legislativos que permiten que la Empresa opere de una manera más eficiente y rentable (recuperación del IGV de la Amazonia y transferencia de las obligaciones de pensiones a la Oficina de Normalización Previsional), sino también por la garantía financiera de hasta US$1,000 millones para el financiamiento del proyecto modernización de la Refinería Talara, la cual, hasta la fecha, no ha sido comprometida como garante de pago, así como la capitalización de una porción de la utilidad del ejercicio del 2019 por US$171.0 MM (US$154.0 MM como capital adicional y US$17.0 MM a la Reserva Legal).

Lee también:  Energy Talks: La sostenibilidad ambiental en el sector hidrocarburos será tratada en jornada desarrollada por PETROPERÚ

La Empresa, al ser una entidad de propiedad del Estado y de importancia estratégica para el abastecimiento energético, cuenta con una clasificación de riesgo internacional altamente vinculada al perfil crediticio soberano del país (BBB+ con perspectiva negativa otorgada por FitchRatings). Asimismo, el 16 de diciembre del 2020, FitchRatings ratificó el rating de BBB+ a la emisión de US$2,000 millones de PETROPERÚ S.A.

Por otro lado, se ha considerado que PETROPERÚ S.A. posee una posición estratégica para el abastecimiento nacional de hidrocarburos líquidos al contar con plantas de venta a lo largo del territorio nacional, obteniendo una ventaja competitiva respecto a la competencia, al tener presencia en todas las regiones del país. Es importante mencionar que cuenta con el 45% de capacidad de refino del país y con el 44% de participación de mercado interno de combustibles al cierre del 2020. La Empresa está en camino a la integración vertical con el regreso al upstream, lo que permitirá reforzar su posición estratégica en el negocio de hidrocarburos.

Lee también:  PETROPERÚ se incorpora a la Asociación Peruana de Energías Renovables

Asimismo, posee activos de importancia estratégica tanto para sus operaciones como para su desempeño financiero. Es así que la Empresa cuenta con el Oleoducto Nor Peruano (ONP) y una red de distribución a través de terminales y plantas de ventas; estos activos le permiten tener acceso a mayores y mejores fuentes de materia prima en términos de costos, generar sinergias entre sus operaciones, así como cercanía a sus clientes.

La empresa se encuentra en una posición ventajosa relacionada a la baja probabilidad de tener competencia de parte de nuevas refinerías, ya que la industria de la refinación presenta altas barreras de entrada, debido a los elevados niveles de inversión que se requiere para su funcionamiento y a la presencia de economías de escala.

A pesar de estar expuesta a la volatilidad de la cotización del crudo y de los combustibles que comercializa, PETROPERÚ S.A., a diferencia de sus competidores, ha mostrado, en los últimos años, una capacidad de generar un EBITDA positivo aún en escenarios de estrés.