petroleo-wti

Los precios del crudo referencial tocaban el martes su máximo desde 2014, ya que las posibles disrupciones en el suministro tras los ataques vividos en el Golfo Pérsico se sumaron a una perspectiva de suministro ya ajustada.

A las 1015 GMT, los futuros del crudo Brent subían 79 centavos, o un 0,91%, a 87,25 dólares el barril, mientras que los del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) avanzaban 1,19 dólares, o un 1,42%, a 85,05 dólares el barril.

Las operaciones del lunes fueron moderadas por ser un día festivo en Estados Unidos. Ambos índices referenciales tocaron el martes sus niveles más altos desde octubre de 2014.

La preocupación por el suministro aumentó esta semana, después de que los hutíes de Yemen atacaron a Emiratos Árabes Unidos, intensificando las hostilidades entre el grupo alineado con Irán y una coalición liderada por Arabia Saudita.

La compañía petrolera emiratí ADNOC dijo que activó los planes de continuidad del negocio para garantizar el suministro ininterrumpido de productos a sus clientes locales e internacionales tras un incidente en su depósito de combustible de Mussafah.

Las crecientes tensiones entre Rusia, miembro de la OPEP+, y Ucrania también han contribuido a aumentar la prima geopolítica de los precios.

“El consenso es que la situación no mejorará en un futuro previsible y el crecimiento de la demanda de petróleo junto con las limitaciones de la oferta está conduciendo inevitablemente a un equilibrio petrolero más ajustado”, dijo Tamas Varga, analista de PVM.

Analistas de Goldman Sachs dijeron que esperan que los inventarios de petróleo en los países de la OCDE caigan a su nivel más bajo desde el año 2000 para el verano boreal, y que los precios del Brent suban a 100 dólares a finales de este año.

Fuente: Reuters