fundición de cobre

(Foto: Reuters)

Los precios del cobre subían el miércoles, luego de tocar máximos de un mes, con avances también para otros metales industriales después de que China, el principal consumidor, anunciara medidas para apuntalar su sector inmobiliario.

A las 1208 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 1,1% a 9.812 dólares la tonelada. El metal suma ganancias por 25% en 2021 tras el alza de 26% en 2020, aunque ha perdido impulso en los últimos meses debido a la desaceleración del crecimiento económico.

El apoyo adicional de los precios provino de indicios de escasez de oferta. Las existencias de la mayoría de los metales en almacenes de la LME muestran descensos, mientras que los contratos para el material de entrega rápida están operando con primas.

Las medidas de apoyo de China están ayudando, pero no lo suficiente para reavivar el repunte del cobre, según el analista independiente Robin Bhar. “No veo nada en este momento que nos saque del rango de 9.000 dólares a 10.000 dólares”, afirmó.

Se esperan bajos volúmenes de negociación antes del feriado del jueves de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Los reguladores de China han dicho a algunos bancos que otorguen más préstamos a empresas inmobiliarias, según fuentes. Funcionarios dijeron esta semana que aumentarían el apoyo financiero a las empresas para respaldar la desaceleración de la economía.

La actividad fabril de Japón creció a su ritmo más rápido en casi cuatro años en noviembre, pero la confianza empresarial alemana se deterioró por quinto mes consecutivo.

El yuan de China se ha mantenido firme frente al billete verde, aun cuando el índice dólar ha trepado a máximos desde 2020, lo que hace encarece las materias primas para tenedores de otras divisas.

Fuente: Reuters