Productividad laboral del sector formal es siete veces superior a la informal

ProActivo

En los últimos tres años, la brecha entre la productividad laboral (PL) de los sectores formal e informal se ha incrementado, pues la primera es 7,1 veces más productiva que la correspondiente al sector informal. En ese periodo, la productividad laboral nacional acumuló un crecimiento de 5,3%, donde el sector formal obtuvo un avance de 8,1%, mientras la informal apenas 1,9%, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial () de la .

“En el 2018, la productividad laboral obtuvo un crecimiento promedio nacional de 2,3%, observándose en el sector formal una mejora del 4,2%, mientras en el sector informal fue de apenas 1,0%”, manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del de la .

Por otro lado, se analizó la brecha de productividad laboral intrasectorial entre el sector formal e informal. Aquí se encontró que en cuanto a las actividades de mayor productividad la brecha se amplía aún más como y (20,2 veces), (6,2 veces) y (5,1 veces).

En tanto las actividades con baja productividad como Agricultura y Pesca, la PL del lado formal es 2,6 veces la PL informal. Lo mismo ocurre en Alojamiento y Restaurantes (2,2 veces) y Comercio (4,3 veces).

La PL informal en términos nominales para los sectores Agricultura y de Comercio ascendió a S/ 845 y S/ 853, respectivamente. Ambos rubros suman 5,7 millones de trabajadores con una productividad por debajo de la remuneración mínima (S/ 930).

ENTRE SECTORES ECONÓMICOS

La productividad laboral promedio alcanzó, en términos reales, los S/ 2.415 para el año 2018 siendo cinco actividades económicas las que superaron dicho promedio, tales y (S/ 22.971), (S/ 3.934), Otros servicios (S/ 3.167), Transporte y Comunicaciones (S/ 3.156) y (S/ 2.631). Los sectores de menor productividad son Comercio (S/ 1.467), Alojamiento y restaurantes (S/ 1.063) y Agricultura y pesca (S/ 619).

“Con estos resultados se puede observar que la productividad laboral del sector minero es 37 y 16 veces la del sector agrícola y comercio, respectivamente”, anotó el economista Peñaranda.