Miguel Maal, gerente general de Promigas Perú

El gerente general de Promigás, Miguel Maal, destacó los resultados positivos de la empresa en la instalación de gas natural en el norte del país. Se espera que este año cierre con más de 40 mil nuevas residencias conectadas, alcanzando un total de 250 mil viviendas beneficiadas y un millón de peruanos favorecidos. A pesar de un año desafiante con bloqueos y el impacto del Fenómeno del Niño, Promigás ha logrado avances significativos.

Las proyecciones para el 2024 incluyen inversiones por alrededor de US$58 millones en la zona norte, con especial énfasis en el sector pesquero. Se espera conectar 44 mil viviendas adicionales en el norte durante el próximo año. Aunque las metas son similares a las de este año, se destaca la importancia de superar los desafíos derivados del Fenómeno del Niño.

Ver también:  MINEM recibe terreno donde se construirá futura Planta Satélite de Regasificación de GNL para la región Cusco

Uno de los hitos más esperados es la puesta en operación del Corredor Verde. Según Maal, todas las observaciones del regulador han sido levantadas, y están a la espera de la certificación para iniciar la operación comercial. Se prevé que este proyecto permitirá el tránsito de al menos 100 tractores de carga pesada con Gas Natural Licuado (GNL) vehicular entre Lima y el norte. La empresa espera que el Corredor Verde esté plenamente operativo en 2024, con la meta de alcanzar 120 tractores transitando con GNL.

En cuanto al desarrollo del gas natural en el norte, Maal enfatiza la necesidad de aprobar la tarifa nivelada con un alcance para todos los clientes regulados. Esta solicitud se ha hecho al Gobierno en varias ocasiones, y recientemente se aprobó un proyecto de ley limitando el alcance a 50 mil metros cúbicos por mes por clientes. Aunque no es lo ideal para Promigás, se percibe como un avance, y la empresa está dispuesta a colaborar en la reglamentación de este proyecto.

Ver también:  Región Huancavelica más cerca a acceder al gas natural

Maal destaca que, con la aprobación de la tarifa nivelada, las conexiones podrían duplicarse en los próximos tres o cuatro años, pasando de 250 mil a 500 mil viviendas solo en el norte peruano. A pesar de los desafíos, el diálogo con el Gobierno es fluido, y se espera que la tarifa nivelada sea una solución sostenible para el desarrollo continuo de las redes de gas natural en la región.