Comunidades indígenas de la región amazónica de tomaron un y una estación de bombeo de la estatal Petroperú, deteniendo la producción en un bloque petrolero operado por la canadiense , dijo el martes un líder nativo.

, presidente de la Federación Indígena Quechua del Pastaza, señaló que mantendrán la movilización en , , ubicado a unos 1.000 kilómetros al noreste de Lima, hasta que el Estado cumpla con sus demandas vinculadas a la contaminación petrolera del .

“Todo está paralizado, no trabajan porque está cerrado todo”, dijo Chino.

El es operado por la firma canadiense y antes de la movilización indígena, enviaba unos 8.000 barriles diarios de petróleo a la estación de bombeo de Petroperú, según Jarrison Pinedo, un trabajador de una empresa contratista de Frontera Energy.

Pinedo confirmó la paralización de la producción de petróleo en el lote.

“De tanta demora por parte del Estado, esa es la preocupación de las comunidades que son de influencia directa (…) de petróleo. No pueden esperar que nosotros estemos insistiéndoles, es es su deber como representantes del país”, dijo Chino.

Los nativos reclaman que el Estado cumpla con el programa de y la construcción de puestos de salud para mitigar el impacto de la contaminación por .

Fuente: Reuters