Proyecto Siete Regiones

El proyecto de masificación de gas natural en siete regiones del centro y sur del país, que esperaba una inversión de US$ 200 millones y había retornado al Ministerio de Energía y Minas (tras su fallida licitación a manos de ProInversión este año), ahora será reducido en cuanto a sus metas originales de suministro.

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino -en entrevista con Exitosa-, anunció que van a “separar” esa iniciativa y que “ya no va a ser el proyecto ‘Siete Regiones’”, sino que lo van a acortar a lo que sea más factible (de ejecutar) para promoverlo de manera inmediata.

Menos regiones

En esa línea, precisó que las zonas más factibles de atender con el proyecto serán las ciudades de Ucayali y Ayacucho, y posteriormente verán la ciudad de Cusco.

Lee también:  Reorientar el canon para masificar el gas

Vale recordar que, originalmente, el proyecto “Siete Regiones” comprendía el tendido de redes de distribución del gas natural en ciudades de las regiones de Apurímac, Junín, Puno, Huancavelica, Ayacucho, Cusco y Ucayali.

Incluso, antes de que se declarara desierto el concurso que convocó ProInversión para adjudicar esa iniciativa estatal, había recibido el interés de participación por parte de tres empresas (la boliviana YPFB, Cálidda y el consorcio Wampi).

Gas insuficiente

Además, el ministro Merino descartó que se vaya a incentivar el uso del gas natural en todos los vehículos, pues no hay suficientes reservas de ese producto para lograr ese objetivo de masificación.

“En el Perú no hay nada de exploración (para descubrir nuevos yacimientos gasíferos), vivimos con reservas (de Camisea) de 15 a 20 años, entonces, cómo incentivar que todos los vehículos usen gas si no tenemos reservas, (eso) sería una estafa”, acotó.

Lee también:  Pedro Gamio: “El gas natural puede llegar a un millón de peruanos al año”

No acudirá a Bolivia

Además, el titular del Minem descartó que sea una posibilidad traer gas de Bolivia para atender la demanda del mercado local, en vista de que el citado combustible de dicho país tiene un precio subsidiado. “Si Bolivia quisiera vendernos el gas, lo va a hacer a precio internacional”, observó.

Además, en otro momento, indicó que el país altiplánico tiene problemas con ese carburante, y refirió que incluso hay acuerdos con el Perú para que los bolivianos puedan abastecer de GLP a la zona puneña de Desaguadero, que dicha nación no ha cumplido.

En corto

-Minería. El titular del Minem, Iván Merino, afirmó que el presidente Pedro Castillo le indicó que “algunos proyectos (mineros) no van, y que es parte de su política”.

Lee también:  El gas es más buscado que el oro: la geopolítica detrás de la crisis energética

-Merino añadió que “si eso es lo que dijo (el jefe de Estado), no lo voy a contradecir”. En tal sentido, refirió que si el proyecto minero Tía María no va, “todos los demás sí van”.

Fuente: Gestión