punto de venta de gas natural vehicular

La empresa Quavii informó que, en los próximos días, se generaría un desabastecimiento de gas natural en 4 regiones del norte del país, debido a que les restringirían el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) hacia su área de cobertura, perjudicando a más de 800,000 peruanos.

Esta situación está relacionada con la declaración de emergencia de los sistemas de abastecimiento de gas natural en el país y los mecanismos de racionamiento decretados por el MINEM, a causa de la paralización de la planta compresora de Kámani en Cusco, activo esencial para el transporte de gas natural a nivel nacional.

“La paralización en la planta de Kámani en Cusco, luego de que esta fue tomada por manifestantes, provoca una restricción en la entrega de gas natural hacia la planta de Pampa Melchorita, generando la suspensión de producción de GNL. Desde este lugar se provee este recurso hacia el sur y norte del país, por lo cual este evento impacta en el normal suministro y pone en riesgo la continuidad del servicio público”, refirió Quavii.

Ver también:  SPH: Masificación del gas natural a nivel nacional contribuiría a reducir índices de pobreza

Señaló que las medidas de emergencia decretadas no garantizan la atención del total del consumo interno de gas natural en el Perú. “En los departamentos donde operamos -La Libertad, Lambayeque, Áncash y Cajamarca- los hogares de más de 800,000 peruanos están en riesgo de quedar sin el servicio de gas natural, además del impacto a los miles de vehículos a GNV y a las actividades económicas de decenas de industrias que hacen uso de este recurso, perjudicando el empleo, la compra de servicios y bienes a proveedores locales”, remarcó.

Por ese motivo, invocó a las autoridades a realizar sus mayores esfuerzos para garantizar la disponibilidad de la infraestructura que permite brindar este servicio público.