Rafael Lengua

Abogado señaló que el Perú puede emular las medidas de otros países como Chile y Canadá en donde los permisos para explorar demoran hasta seis meses.

Rafael Lengua, abogado socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, señaló que desde el Ejecutivo se están llevando a cabo medidas simples para poder agilizar los proyectos de exploración. Así lo anunció durante su participación como panelista en el último Jueves Minero del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), donde se lanzó proEXPLO 2025.

“Hoy vemos el futuro con mucho optimismo, porque después de mucho tiempo se ha resaltado la importancia de la minería en la agenda política del país, y vemos una real intención de hacer las mejoras que la industria necesita. Finalmente, se están dando medidas muy simples como la eliminación del permiso de colecta para la elaboración de las líneas de base de los Estudios del Impacto ambiental. Necesitamos una mayor agresividad”, apuntó.

Ver también:  Coal India y NMDC buscan litio en Chile y Australia

En ese sentido, Lengua sugirió seguir ejemplo de otras jurisdicciones como en Chile y Canadá donde los permisos para explorar se consiguen en un plazo máximo de seis meses. “Si ellos pueden, ¿por qué no nosotros? No podemos negarnos como país esa oportunidad. No basta ser competitivos, tenemos que aspirar a ser siempre los mejores”, manifestó.

Pérdida de competitividad

Asimismo, el abogado advirtió que, si no se toman medidas adecuadas, el Perú seguirá perdiendo competitividad, a pesar de que es un país atractivo para invertir en minería. Recordó que junto a Macroconsult realizaron un informe sobre el índice de competitividad minera para el IIMP. En él, compararon nuestro país con otras siete jurisdicciones mineras importantes.

Ver también:  Ivanhoe Electric y BHP se unen para exploración minera en Estados Unidos

“Después de comparar al Perú con Chile, British Columbia o Queensland, vimos que el Perú es el país que más permisos exige para realización de actividades de perforación, y no solo es el país que más exige sino también es el país donde más se demora la obtención de esos permisos para finalmente realizar las actividades de exploración. El plazo es de hasta dos años”, finalizó.