Raul-Benavides

ProActivo | La producción minera aún se mantiene deficitaria por la falta de suficiente personal operativo en las unidades mineras debido a la crisis sanitaria. CETEMIN tiene una propuesta de capacitación de operadores para dotar a las minas del personal adecuado y puedan normalizar sus operaciones de producción, manifestó Raúl Benavides Ganoza, presidente de dicha entidad educativa.

“CETEMIN busca dar a la industria minera el personal que requiere en estos tiempos a través de una urgente capacitación (que recibe las necesidades de diversas operaciones mineras). Hemos tenido enseñanza con chicos acuartelados, hoy por el Covid-19  cambiamos al sistema virtual”, añadió.

Benavides, quien también es vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Minas Buenaventurarefirió que en el caso de la compañía minera, las pruebas moleculares registran muchos casos positivos de coronavirus, y que a veces llega a 50% del personal que se llama para la mina, por lo que deben guardar cuarentena. La problemática fue abordada por destacados profesionales, durante el evento: “Soluciones para la escasez de operadores, capacitación y certificación en tiempos de Covid-19”, organizado por CETEMIN.

Benavides manifestó que por las actuales circunstancias las empresas no pueden contar con el personal necesario en la operación, algo que ocurre en todas las minas del Perú, “por lo que hoy tienen un déficit de producción”.

En ese sentido informó que CETEMIN tiene una propuesta de capacitación de operadores para dotar a las minas del personal adecuado y puedan normalizar sus operaciones de producción.

Sistema Dual

Por su parte, el directivo Jorge Ayala, destacó que la propuesta de capacitación de  operadores de CETEMIN es dual, con un aprendizaje teórico que se verifica en la operación minera a través de un check list de competencias.

“De esa manera, el trabajador va desarrollando sus competencias hasta lograr su certificación. Es una propuesta para cumplir con nuestra misión de formar operadores, técnicos, trabajadores calificados, productivos, eficientes y seguros”, destacó.

Argumentó que la propuesta basada en la experiencia de CETEMIN  es bastante sostenible, sobria y puede “desarrollar la competencia del trabajador minero a lo largo del tiempo”.

Ver también:  Juan Carlos Ortiz: Debemos aspirar a tramitar los permisos para minería como se hace en países modernos

No basta el currículum

Anotó que, por lo general, las empresas mineras contratan operadores basados en su currículum vitae, sus certificados de trabajo, etc.; “pero no miden las reales competencias  como operadores”.

“Nosotros podríamos verificar esas competencias antes de que sean contratados y ver si cumple con lo que la empresa necesita para este rubro ”, acotó.

Detalló que CETEMIN evalúa a los candidatos en el campo, tanto en Lima, Cajamarca y Arequipa, en donde tienen espacios para verificar las competencias.

“Al  postulante le vamos a tomar una evaluación escrita, pero lo más importante es medir sus competencias en el campo, y que si realmente refleja lo que dice su currículum. Ahí lo medimos, certificamos (si corresponde) y puede ser contratado con la seguridad de que  está calificado para ser operador”, completó.

Igor Gonzáles: Operadores multifuncionales

Por su parte, Igor Gonzales, COO de Appian Capital Advisory LLP, afirmó que los operadores de minas deben poder hacer varias tareas, ser multifuncionales; y desempeñar varias posiciones operativas, pero basado en capacitación teórica y práctica.

“Así, pasado el tiempo, ese operador domina diversas posiciones dentro de su empresa y puede migrar incluso a un puesto de supervisión directamente. Es una línea de carrera para cualquier operador, con lo que rompemos el paradigma de que los operadores por no ser ingenieros, no pueden ser supervisores, lo cual no es práctico ni realista”, sostuvo.

Remarcó que la multifuncionalidad de un operador, permite que éste resuelva cualquier problema de mantenimiento imprevisto que surjan en las plantas, sin esperar a que llegue  el personal de mantenimiento de emergencia para retomar la operación.

“La multifuncionalidad es común en Canadá, y en las minas subterráneas el operador utiliza el scaler. Se baja, lo parquea y toma el frontoneo, y perfora, y así sucesivamente. Esto debido a que a veces en un frente no hay espacio para que trabajen 2 o 3 equipos a la vez, y un operador puede operar 2 o hasta 3 equipos”, resaltó.

Precisó que en  Estados Unidos, Australia y Canadá sobre todo, las mujeres hacen el mismo trabajo que los hombres en las operaciones, y también son multifuncionales.

Ver también:  CETEMIN recibe su 21° Aniversario con planes de consolidación y crecimiento

“Deberíamos de persistir en  el Perú de tratar de incorporar a las mujeres en las operaciones mineras”, demandó

Respaldo de CETEMIN es positivo

A su turno, Roberto Maldonado, gerente de proyectos de Agnitia Consultores S.A.C, aseguró que tener a CETEMIN contribuirá a salvaguardar la mejor marcha de la producción  bajo la pandemia.

“Sin embargo, todas las mineras tienen convenios con las comunidades, y hay problemas, porque la elección de determinado número de operarios generalmente lo hace la comunidad entre su población”, advirtió.

Consideró que ante esta situación, CETEMIN puede desarrollar programas de capacitación entre el personal de las comunidades que trabajan en las unidades mineras y coincidió con la necesidad de que los operadores sean formados para ser multifuncionales.

Merma de 10% a 20% en puestos críticos

Al referirse a las carencias de personal calificado, Juan Carlos Ortiz, COO en Minas Buenaventura, estimó que siempre es oportuno tener un grupo adicional de personal listo para poder cubrir los vacíos que puedan surgir, como ocurre actualmente a causa del Covid.

“Hoy  sabemos que tenemos una merma de 10% a 20% en  puestos críticos de operaciones por diferentes motivos. Entonces, la primera búsqueda es traer personal adicional con conocimiento y que no demande tanto trabajo entrenarlo”, mencionó.

Indicó que aquello es una oportunidad para canalizar el apoyo del CETEMIN y poder contar con contenidos a desarrollar desde una plataforma virtual, como un primer paso de la capacitación.

“Y para capacitarse ya en la práctica, los trabajadores prefieren mantenerse lo más cerca posible a la mina y no viajar a las ciudades para evitar contagios, por lo que llevar los entrenadores al campo cerca de la mina ayudará a que este grupo humano pueda entrenarse”, apuntó.

Capacitación externa

Explicó que a veces tienen que desarrollar una actividad operativa importante en una mina, pero tienen personal insuficiente, por lo que se necesita traer gente de otra unidad minera de la empresa.

“Y con un entrenamiento externo podemos atender todas las expectativas de cada unidad y tener los protocolos o procedimientos específicos de cada proceso productivo”, citó, tras indicar que todo eso se puede hacer junto con CETEMIN.

Ver también:  CETEMIN y COMECO firman convenio de cooperación interinstitucional

Gente de comunidad ahora son técnicos calificados

Ronald Díaz, vicepresidente de Operaciones de Gold Fields explicó que la política de entrenamiento de la gente la tienen muy clara y definida, y orientada para que cada operador de acuerdo a su capacidad y a su mérito, ascienda a nuevas responsabilidades, como supervisores, por ejemplo.

“Tenemos personal de la comunidad en sala de control. Empezaron como operadores y después de 13 años ya son técnicos, gracias a nuestro plan de política laboral”, ponderó.

Valoró que con la nueva tecnología del e-learning es mucho más fácil entrenar al personal y mantenerlo actualizado de los cambios que la minería experimenta, para así “poder estar a la vanguardia de la tecnología útil para la minería”.

“Ese entrenamiento se basa en el 70 – 20 – 10. Es decir, el 10% tiene que ser teórico básico, el 20% aprender de un mentor y el 70% soltarlo a la cancha para que el alumno empiece a hacer sus trabajos en el día a día”, ilustró.

Covid replantea modelo de entrenamiento

Replantear el modelo de entrenamiento. Juan José Marcos, Superintendente de Aprendizaje y Desarrollo  de Antamina, sostuvo que el Covid, nos demanda replantear el modelo clásico de entrenamiento, de aprendizaje minero, bajo el distanciamiento social.

“Cuando estamos acuartelados necesitamos guardar las distancias y establecer protocolos, y las compañías mineras cuentan con los protocolos correspondientes”, aseguró.

Sin embargo, dijo que el modelo de entrenamiento que se necesita, es que el operador esté al lado de un entrenador que lo ayude a corregir errores, pero dentro del distanciamiento establecido. “Necesitamos aliarnos de la tecnología que nos puede ayudar, por ejemplo, a que el instructor esté en tiempo real en un ambiente de entrenamiento que puede ser auténtico o simulado. Lo que necesitamos, es reinventar la forma de trabajar y entrenar para entrar a la nueva normalidad”, citó.

“El apoyo de CETEMIN  junto al operador es muy importante, el aprendiz tiene que tener al lado al maestro o tutor para poder nutrirse de cómo avanza en su formación”, puntualizó.