Raúl Benavides

(ProActivo | Mónica Belling) De manera remota, mediante videoconferencia, cumpliendo con las disposiciones por el COVID-19 y sacando músculo al conocimiento, Ganoza, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios de expuso vía Facebook sobre “Investigación e innovación en minería”, en el marco del Jueves Minero que realiza periódicamente el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (). La ponencia se centró en los resultados innovadores que obtuvo la empresa Buenaventura en Río Seco, la exitosa planta de manganeso que brinda soluciones para el agro y para el tratamiento para concentrados de cobre arsenical.

Ubicada en Huaral (Lima), la planta constituye la respuesta innovadora para resolver los desafíos metalúrgicos en la producción de concentrados de plomo-plata con alto manganeso en forma de sulfuros (Alabandita), que se encuentran en la mina , ubicada en Oyón, Lima. “Río Seco ha resultado después de 40 años de investigación en un éxito, que se debe principalmente a dos personas que trabajaron incansablemente en sacar adelante este proyecto que son mi padre: Don Alberto Benavides de la Quintana y Don Carlos Plenge”, resaltó Ganoza.

y

El empresario explicó que por esa rara condición que se presenta en la mina , las fundiciones a donde llegaba el mineral, no solo lo “castigaban” sino que algunas veces no lo aceptaban.

Pormenorizó que con el proceso innovador en la planta Río Seco, ya pueden tratar los minerales con alto contenido de manganeso, por lo que han incrementado las reservas de Uchucchacua. Asimismo, resaltó que “han logrado generar reservas en ”, un yacimiento ubicado a 5 kilómetros de Uchucchacua y que es clave para la empresa.

, los beneficios con la planta Río Seco

Benavides Ganoza dijo también que en la mina , también tenían problemas por su contenido de arsénico en los concentrados de cobre.  “Hemos estado trabajando en ello por muchos años, por el arsénico en los concentrados de cobre de Marcapunta en . En ese caso investigamos los últimos 10 a 15 años, incluso antes, hicimos varios intentos hasta que llegamos a una solución. Es una investigación es un proceso nuevo que hemos logrado establecer después de años, y con esto creemos que vamos a tener una factibilidad para una planta de lixiviación del cobre arsenical en el cual terminamos produciendo cátodos de cobre”, afirmó.

El sulfato de manganeso, proceso y uso para el agro

“La planta genera un valor agregado porque lleva entre 60 onzas a 100 onzas de concentrado; y baja el manganeso de 26% promedio, a 2%. Esto ha permitido incrementar las reservas de Uchucchacua, y nos permite producir 20 mil toneladas de sulfato de manganeso; y generar 700 kilowatts en la planta de ácido sulfúrico que tenemos. Esto permite que podamos producir la tercera parte de la energía, que necesitamos de esta planta, la cual es obtenida del calor excedente de la planta de ácido sulfúrico”, pormenorizó.

La planta Río Seco cuenta con: La planta de lavado ácido, la planta de ácido sulfúrico y la planta de cristalización del sulfato de manganeso.

Pormenorizó que el H2S se quema en un caldero, al que se le agrega azufre elemental para completar la cantidad de azufre necesario, que se va con el sulfato de manganeso, que pasa a la planta de ácido sulfúrico húmedo y pasa de SO2 a SO3 y luego de pasar por el proceso de la ducha, se convierte en ácido sulfúrico. “Este proceso genera tal cantidad de calor, que generamos 700KW en un generador Siemens, y nos permite tener parte de la energía que consumimos en el resto de la planta”, ilustró.

 “La planta de ácido sulfúrico tiene la virtud de que es muy limpia no hemos logrado obtener registros de SO2 mayores en ningún sitio. En tanto que la planta de cristalización, quita el agua y forma cristales, luego estos son secados y enviados a producción”, expresó.

Con el proceso de Río Seco se obtiene el sulfato de manganeso, por un lado; y por otro lado los concentrados de plata –limpios- sin el manganeso, destacó.

Según refirió, el sulfato de manganeso esa muy apreciado y se vende a Europa, a todas las Américas, e incluso en Perú para lo cual tienen un área de comercialización.

 “Queremos que Uchucchacua crezca hasta llegar a ser la mina de plata más grande del mundo y creemos que podemos lograrlo con este cambio tecnológico que es único en el mundo”, resaltó.

Las investigaciones para el tratamiento de cobre arsenical

Al referirse al tratamiento de cobre arsenical dijo que harán una “lixiviación férrica” del concentrado del cobre, lo cual permitirá obtener cátodos de cobre, y también un residuo -que es un concentrado de oro y plata. Agregó que una posterior etapa permitirá recuperar el zinc presente en los concentrados.

Detalló que la necesidad de encontrar la solución tecnológica referente al cobre arsenical surgió desde que en 1980 Buenaventura adquiere un porcentaje de la mina , cuyo yacimiento más importante es el de Marcapunta, que es de cobre arsenical.

“Como saben, las restricciones comerciales del cobre arsenical son tremendas (costos de fundición, y castigos). Y en el Perú y en el mundo existen muchos de estos yacimientos de cobre arsenical”, comentó.

Señaló que la ventaja del “Proceso Buenaventura” sobre otros es que se trata de un proceso de lixiviación férrica a 90°C pero a presión atmosférica (sin fundición ni altas presiones). “Se logra producir un residuo de plata y oro, y también logramos precipitar escorodita, que es el compuesto más estable del arsénico y es el único aceptado por la Environmental Protection Agency (EPA, por sus siglas en inglés)”, añadió.

Tras considerar que en el futuro habrá carencia de cobre, Benavides precisó que en Buenaventura cuentan con las minas Colquijirca, Yanacocha y Coimolacheque son las reservas más grandes de cobre arsenical que hay en el mundo.

“Buenaventura hoy día produce la cuarta parte de concentrados arsenicales del mundo; y dentro de 10 años probablemente estemos relacionados con la producción de más del 50% de estos concentrados. Por eso, para el futuro de Buenaventura es vital la refinería de Río Seco”, reveló.

La empresa tiene previsto dejar de vender concentrados y pasarlos por el “Proceso Buenaventura” y así obtener cobre metálico, y eventualmente zinc metálico.

La evolución de las pruebas experimentales

 “La ventaja de este proceso, que ya lo hemos probado en la planta piloto entre 2014 y 2020, es que no oxida el 100% de los sulfuros; sino que la oxidación es parcial. Esperamos después de esto lograr que en el año 2022 tengamos nuestra refinería de cobre”, anotó.

Centro de Investigación e Innovación Tecnológica en Río Seco

Desde el 2015 Buenaventura trabaja en el desarrollo de un Centro de Investigación e Innovación Tecnológica en Río Seco. “Para esto hemos tenido que hacer procesos de patentes y tenemos dos: Del proceso completo, del “Proceso Buenaventura”; y otra de la precipitación de arsénico. Estas dos patentes ya están aceptadas en Estados Unidos y están en proceso de aceptación por Indecopi y por la autoridad chilena”, reveló.

Agregó que el propósito es construir la planta para producir 40 mil toneladas de cátodos de cobre. Procesamos estos minerales complejos y generamos una oportunidad para el Perú y para el mundo. Sería la primera planta de su género en el mundo, creemos que podemos generar una serie de sinergias con la planta de manganeso. Y a fines del 2020 debemos de tener ya la factibilidad, el 2021 comenzar la producción; y en 2022 tener la planta.