Represa Cularjahuira

Ensayos técnicos permitirán evaluar funcionamiento de la infraestructura hídrica que almacenará hasta 2.5 millones de metros cúbicos de agua.

Se iniciaron las pruebas hidráulicas de la represa Cularjahuira, infraestructura hídrica construida en el distrito de Camilaca (provincia de Candarave, región Tacna), con la participación activa de las autoridades y organizaciones de regantes locales, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego – MIDAGRI y Southern Perú.

La empresa contratista a cargo de la construcción, procedió con el llenado parcial de la misma, con agua contenida en la presa antigua, aledaña a la nueva obra. El resultado permitió cubrir aproximadamente el 40% de los 39 metros de altura total de la represa.

Ver también:  Midagri: agricultores multiplican por ocho sus ingresos con cambio de siembra

La cantidad restante de recurso hídrico para el llenado total de la presa Cularjahuira, se proyecta completar durante la próxima temporada de lluvias, en el trimestre enero-marzo del año 2022.

Estas pruebas resultan de alta importancia, debido a que permiten realizar el monitoreo en tiempo real del comportamiento de la presa, en cuanto a aspectos técnicos como nivel de filtraciones y estabilidad.

Como parte del compromiso para el cuidado y máximo aprovechamiento de la obra, se realiza el acompañamiento en campo de estas pruebas, por parte de autoridades locales e integrantes de la Comisión de Usuarios de Riego de Camilaca.

Cabe destacar que la evaluación del comportamiento de la presa, una vez se encuentre llena de agua al 100%, se realizará con la instrumentación de dicha infraestructura, consistente en piezómetros e inclinómetros, ubicados en la cresta y al pie de ella, respectivamente.

Ver también:  MIDAGRI: III Etapa de Chavimochic generará 150 mil empleos

La represa Cularjahuira permitirá la irrigación agraria sobre unas 780 hectáreas de cultivos tradicionales, en favor de 585 familias de agricultores. Para ello, cuenta con un sistema de distribución hídrica, conformado principalmente por bocatomas y canales. De esa forma se garantiza la máxima optimización del recurso hídrico disponible, en favor del agro local.

Esta infraestructura fortalecerá significativamente la disponibilidad de recurso hídrico con fines de riego, para la producción de cultivos tradicionales como papas nativas, orégano, maíz, habas, entre otros.