Planta de demostración en el proyecto de litio Rincón.

La minera Rio Tinto ha completado la adquisición del proyecto de litio Rincón, en Argentina, por 825 millones de dólares, tras la aprobación de la operación por parte del Foreign Investment Review Board (FIRB) de Australia.

La segunda empresa minera del mundo vio parcialmente truncadas sus ambiciones en materia de litio en enero, después de que Serbia revocara la licencia de Rio Tinto para el proyecto Jadar, de 2.400 millones de dólares, por las protestas medioambientales.

El activo argentino podría ayudar a la empresa a reactivar sus planes y reforzar su cartera para la transición energética mundial.

Rincón es un gran proyecto de salmuera de litio sin desarrollar situado en el corazón del triángulo del litio en la provincia argentina de Salta, un centro emergente para proyectos nuevos.

La compañía dijo que el activo, un recurso escalable de larga duración, tenía el potencial de tener una de las huellas de carbono más bajas de la industria.

“Rincón fortalece nuestro negocio de materiales para baterías y posiciona a Río Tinto para satisfacer el crecimiento de dos dígitos de la demanda de litio en la próxima década, en un momento en que la oferta es limitada”, dijo el director ejecutivo Jakob Stausholm en el comunicado.

Una estimación de recursos de julio de 2021 de Rincón enumera los recursos medidos e indicados de carbonato de litio equivalente a 5,8 millones de toneladas, así como los recursos inferidos a poco menos de 6 millones de toneladas.

El proyecto cuenta con reservas de casi 2 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente, suficientes para una vida minera de 40 años.

Rincón utilizará una tecnología de extracción directa y de bajo coste que tiene el “potencial de aumentar significativamente las recuperaciones de litio” en comparación con los estanques de evaporación solar, dijo Río, añadiendo que una planta piloto estaba funcionando actualmente en el sitio.

La empresa también afirmó que los fundamentos del mercado de carbonato de litio para baterías son sólidos, ya que se prevé que la demanda de litio crezca entre un 25 y un 35% al año durante la próxima década. Las ventas de vehículos eléctricos están en camino de alcanzar el 55% del total de ventas de vehículos ligeros en el mundo ya en 2030, llegando a unos 65 millones de unidades.

Esto significa, según Rio, que los fabricantes necesitarían unos tres millones de toneladas de litio al año, frente a las aproximadamente 350.000 toneladas que consumen actualmente.

Rio Tinto estima que la oferta de litio comprometida y las ampliaciones de capacidad contribuirán sólo en un 15% al crecimiento de la demanda en el periodo 2020-2050. El 85% restante tendría que proceder de nuevos proyectos.