Rio Tinto

(Foto: Rio Tinto)

La gigante Rio Tinto ha presentado su estrategia de inversión a largo plazo durante el Seminario de Inversionistas 2023 en Sídney, enfocándose en fortalecer operaciones, impulsar el crecimiento en un mundo en proceso de descarbonización y generar atractivos retornos para los accionistas. El CEO, Jakob Stausholm, resalta la posición única de la empresa en un mundo con una creciente demanda de minería y procesamiento, destacando el enfoque en convertirse en el mejor operador.

El plan minero para los próximos 21 años incluye mejoras operativas en la producción de mineral de hierro en Pilbara y cobre en Oyu Tolgoi, con un aumento del 4% en la producción de cobre equivalente en 2023. La inversión de $31.2 millones en 2025-26 busca incrementar la capacidad del molino a 50,000 toneladas diarias.

Ver también:  Rio Tinto busca expandir su presencia minera en Apurímac

Se resalta la entrada en nuevos mercados, como el aluminio reciclado en América del Norte, y la formación de una empresa conjunta para liderar el mercado de aluminio reciclado en Norteamérica. Además, Rio Tinto estima una inversión de $6.2 mil millones para el proyecto Simandou.

El pronóstico del mercado destaca la posición estratégica de Rio Tinto para capitalizar la demanda sostenida de materias primas, impulsada por la descarbonización y cambios en políticas industriales regionales. Se espera un crecimiento anual de alrededor del 4% en la demanda de cobre equivalente entre 2022 y 2035. La inversión anual se estima en $10 mil millones a partir de 2024, incluyendo hasta $3 mil millones para el crecimiento y la aprobación pendiente del proyecto Simandou.

Ver también:  Rio Tinto informa una caída del 12% en sus ganancias, pero devuelve más efectivo a los inversores

Rio Tinto mantiene su compromiso con la descarbonización, buscando reducir a la mitad las emisiones de Alcance 1 y 2 para 2030. Se han hecho compromisos medibles para abatir alrededor de 2Mt de CO2e anuales, incluyendo contratos de energía renovable en Australia y África. Además, se compromete a colaborar con clientes y proveedores para adelantar sus metas de descarbonización a 2050.

Con una perspectiva clara de desarrollo y compromiso con la sostenibilidad, Rio Tinto refuerza su posición como líder en la industria minera mundial.