barras de cobre

El cobre es tan crucial para la electrificación de la economía mundial que encontrar suficiente cantidad se ha convertido en una cuestión de seguridad nacional, según el magnate minero .

Las empresas mineras tendrán que ser “verdaderos héroes” y los gobiernos tendrán que aceptar la industria si el mundo quiere hacer una transición exitosa hacia la energía y el transporte limpios, dijo Friedland, fundador y copresidente de Ivanhoe Mines Ltd., que explora y desarrolla minas en África. El mundo aún no ha comprendido la magnitud del trastorno que supone la sustitución de los combustibles fósiles, ya que la mayoría de los habitantes de las zonas urbanas no son conscientes de la procedencia de los materiales de la vida cotidiana, dijo.

“Todo es cobre, cobre, cobre, cobre, cobre”, dijo Friedland el martes en la Conferencia Mundial del Cobre de CRU.

Lee también:  Seis de los ocho principales metales del país incrementaron su producción en el primer trimestre

Aunque este multimillonario de 70 años adopta una visión a largo plazo, sus palabras de advertencia contrastan con las de algunos de sus colegas en la conferencia, reacios a acelerar los planes de crecimiento en un mercado cíclico. Sus comentarios parecen estar más en consonancia con analistas alcistas como Nicholas Snowdon, de Goldman Sachs Group Inc., que predice precios récord a medida que el metal se dirige a las condiciones más ajustadas desde mediados de la década de 2000.

El cobre se ha visto impulsado por la preocupación por la oferta en los últimos 12 meses

La minería está sufriendo años de falta de inversión, con Estados Unidos muy poco explorado porque durante 20 o 30 años “no era guay hacer minería”, dijo Friedland. La procedencia de los futuros suministros “va a ser objeto de un ferviente debate”, al igual que la forma de gravarlos y regularlos.

Lee también:  Cobre continúa al alza mientras el aluminio amplía su avance

El cobre es una parte vital de la infraestructura verde, desde las redes hasta las turbinas eólicas. Se necesitan inversiones masivas para electrificar las economías. La red eléctrica de Estados Unidos, que “es una broma” comparada con la de China, necesita 10 billones de dólares y “cantidades astronómicas” de los metales adecuados para estar a la altura, dijo.

“A corto plazo, hemos tenido una gran subida del del cobre”, dijo Friedland. “Pero a medio plazo, el cobre se ha convertido realmente en una cuestión de seguridad nacional. Es fundamental para lo que queremos hacer con nuestra economía”.

Aunque la industria debe considerarse ahora como parte de la solución en la descarbonización global, también se enfrenta a retos para descarbonizarse, dijo. La calidad del mineral en todo el mundo se está deteriorando, lo que significa que hay que aumentar el volumen y las emisiones de carbono. La minería necesitará tanto energía hidroeléctrica y nuclear como renovable, dijo.

Lee también:  CEO de Glencore: cobre en US$ 15,000 impulsaría nuevo suministro

La gente debería esperar un impuesto sobre el carbono en todo, dijo.

Fuente: Bloomberg