roque-benavides_buenaventura 

ProActivo | El gobierno, en vez de establecer una cuarentena inteligente, optó por una de carácter medioeval y decidió cerrar todas las operaciones en sectores como la agroindustria, la pesca y la minería, que estaban preparados con sus protocolos de sanidad para seguir operando. Así lo manifestó el presidente de , Ganoza, quien lamentó que esas acciones nos han llevado a “una crisis económica sin precedentes en el Perú”.

Manifestó que la fijación expeditiva de los protocolos sanitarios y su adopción inmediata por un sinnúmero de empresas que estaban listas para hacerlo, pudo evitar que la economía peruana cayera 40% en mayo último, comparado con el mismo mes del  2019.

“Fue una caída fenomenal que pudo haberse evitado con protocolos sanitarios inteligentes, que paralizaran las actividades que pudieran generar contagios, y manteniendo aquellas que estaban en capacidad de controlarlos”, argumentó.

Al respecto, precisó que los sectores como la agroindustria, la pesca y la minería, entre otras estaban preparados con sus protocolos de salubridad para seguir operando. “Pero el gobierno, en vez de establecer una cuarentena inteligente, optó por una de carácter medioeval y decidió cerrar todas las operaciones. Eso nos ha llevado a una crisis económica sin precedentes en el Perú”, indicó.

ha provocado una tormenta perfecta

opinó que el coronavirus ha originado en el país una crisis política, una especie de tormenta perfecta que asusta a todos, y que debe llevar a la reflexión de la sociedad en su conjunto.

“Tras una crisis sanitaria han sucedido otras, económica y política. Y ante esta grave situación tenemos que ser muy responsables, pues el Perú merece un mejor futuro, y, por lo tanto, analizar objetivamente los hechos y adoptar los correctivos necesarios”, añadió.

Dijo que  si bien, el Perú nunca ha tenido una crisis como la que estamos viviendo, que es como una guerra mundial, sí ha padecido graves crisis en determinadas épocas “y los peruanos siempre las hemos superado y debemos mantener el optimismo”.

Propuestas para salir de la crisis

El empresario minero señaló que es urgente poner en marcha los grandes proyectos agroindustriales y mineros que el país tiene en cartera, para poder jalar con celeridad el crecimiento económico del Perú.

“Ahora corresponde hacer un esfuerzo doble, cuádruple para reactivar la economía, y lograr ese 12% o 15% de crecimiento que vamos a tener en este 2020”, demandó al intervenir en el Foro Regional de Alta Dirección de Ica, organizado por Caene.

Chavimochic y Majes no pueden estar paralizados

Dijo que Chavimochic III sigue paralizado desde hace 4 años, cuando tiene un avance de obras del 80%. Señaló que su puesta en marcha permitiría irrigar más de 70 mil hectáreas, generando cientos de miles de puestos de trabajo, en el agro de la Libertad, Lambayeque y Cajamarca.

“Felicito al gobierno que haya retirado ese proyecto del gobierno regional de la Libertad y lo haya asignado al Ministerio de Agricultura para darle el impulso adicional que requiere”, destacó.

Sin embargo, lamentó que también este parado el proyecto Majes Siguas II, en Arequipa, por un tema legalista. Añadió que es necesario construir reservorios en el Alto Piura y las Pampas de Pisco, que necesitan agua para tierras de cultivo.

“No hay derecho de que esos proyectos no se hayan avanzado más rápido, cuando se pudo desarrollarlos con  la iniciativa privada o  las asociaciones público – privadas”, consideró.

Mal manejo e ideologización de la pandemia

Aseguró que las autoridades manejaron indebidamente el problema sanitario originado por el COVID 19, el cual debió haberse gestionado de una manera muy distinta y realista. “Nadie estaba preparado para hacerle frente a la pandemia, pero la ideologización que se dio al  manejo de esa crisis, con gente de las canteras del radicalismo, hizo que el proceso deviniera en una dicotomía, ‘o la salud o la economía’”, señaló.

Anotó que un problema de tal magnitud, no se podía resolver confrontando la prioridad entre la salud y la economía, sino llegar a otras y a mejores soluciones, “preocupándonos primero por la salud, pero también por la cuestión económica”.

“Quienes tienen una ideología en contra de la economía de libre de mercado, decidieron que la  prioridad por la salud debía de evitar que las empresas se mantuvieran operando, con la excusa de que se prevenía los contagios entre las personas”, explicó.

Criticó que los partidarios de esas ideologías “creen que se puede vivir permanentemente de los recursos del Estado, sin pensar que eso nos va a llevar al fracaso”.

La reactivación económica y los esfuerzos de Perú en 30 años

“El Perú en los últimos 30 años ha hecho un esfuerzo por mejorar sus finanzas públicas, evitar la inflación y generar actividad económica con muchísimos puestos de trabajo, camino que tenemos que retomar ahora con mayor dinamismo”, subrayó.

Afirmó que la reactivación por fases, como lo planteó el gobierno, ha sido un error, porque las actividades económicas que cumplieron con adoptar los protocolos sanitarios, debieron comenzar a operar mucho antes.

“La reactivación económica no involucra solamente a las grandes empresas, multinacionales o de capital extranjero, sino también esencialmente a la micro y pequeña empresa, de esa gente que hace un esfuerzo por sobrevivir”, trajo a colación. Apuntó que los pequeños negocios son los que más sufren en medio de una crisis económica, y por lo cual se pierden miles de puestos de trabajo.