Vladimir Putin (Rusia)

El presidente Vladimir Putin dio el martes la tan esperada respuesta de Rusia al tope de precios impuesto por Occidente, firmando un decreto que prohíbe el suministro de crudo y productos petrolíferos a las naciones que participan en la medida a partir del 1 de febrero y durante cinco meses.

El Grupo de las Siete principales potencias mundiales, la Unión Europea y Australia acordaron este mes limitar a 60 dólares por barril el precio del crudo ruso transportado por mar a partir del 5 de diciembre debido a la “operación militar especial” de Moscú en Ucrania.

El decreto del Kremlin indicó que el decreto “entrará en vigor el 1 de febrero de 2023 y se aplicará hasta el 1 de julio de 2023”.

Ver también:  Producción de petróleo y condensados sumó 41 mbpd en marzo (PDF)

Las exportaciones de crudo estarán prohibidas a partir del 1 de febrero, pero la fecha para la prohibición de los productos derivados del petróleo será determinada por el gobierno ruso y podría ser posterior al 1 de febrero.

El decreto incluye una cláusula que permite a Putin anular la prohibición en casos especiales.

Fuente: Reuters