Manufactura se consolida por sexto año consecutivo como la primera actividad económica del país con mayor aporte de impuestos internos.

ProActivo

Aumento de la recaudación del sector industrial dependerá de la evolución del sector en el 2019, lo que estará sujeto principalmente al crecimiento de la inversión privada y pública, el consumo privado, el comercio internacional y las expectativas empresariales.

La industria aportó al Estado S/ 14 mil 482 millones en el 2018, cifra que representa el 15,9% de los ingresos internos y, por sexto año consecutivo, se consolidó como la primera actividad económica del país con mayor aporte en impuestos; informó el Instituto de Estudios Económicos y Sociales (IEES) de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

Ver también:  SNI: Industria peruana cae 6% en el primer trimestre del 2024

El IEES precisó la cifra mencionada anteriormente es seguida por el Comercio con 15,5%; Minería con 14,2%; Construcción con 6,7%, Agropecuario con 1,3% y Pesca con 0,4%. En tanto, las ramas industriales que registraron mayor contribución fueron Alimentos y Bebidas con s/ 6, 673 millones; productos químicos, caucho y plástico con s/ 1, 799; productos metálicos, maquinaria y equipo con s/ 1,105, mientras que textil, cuero y calzado con s/ 595 millones; conservas y productos de pescado con 196 millones, tuvieron un aporte menor.

El IEES afirmó que “el aporte sostenido de la industria evidencia una vez más la importancia de la manufactura dentro de la economía del país como fuente de financiamiento para el desarrollo y bienestar de la sociedad”.

Ver también:  SNI: Industria peruana cae 6% en el primer trimestre del 2024

Asimismo, indicó que “los tributos aportados por la industria en el 2019 dependerá de la evolución del sector, lo que estará sujeto principalmente al crecimiento de la inversión privada y pública, el consumo privado, el comercio internacional y las expectativas empresariales.

“Para promover la inversión privada en el país es indispensable facilitar el entorno de negocios; reducir el ruido político de los últimos meses; ejecutar reformas que aumenten la productividad; combatir la conflictividad social, la inseguridad; e impulsar los proyectos de infraestructura”, sostuvo el IEES.