Constancia (Foto: Hudbay Minerals)

Mina (Foto: Hudbay Minerals)

El Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles () evalúa la aprobación, así como la modificación de estudios de impacto ambiental detallados presentados para diez grandes proyectos por US$ 10,398 millones, cuatro de ellos en el sector , dos en electricidad, uno portuario, entre otros.

Entre las evaluaciones que realiza el -entidad adscrita al Ministerio del Ambiente- destaca la segunda modificación del Estudio de Impacto Ambiental detallado (MEIA) para el proyecto aurífero , por US$ 7,210 millones, ubicado en .

En esa iniciativa, que desarrolla la empresa , se plantea unificar tres sectores metálicos operativos y realizar modificaciones y reubicaciones en 13 componentes de la unidad minera.

De acuerdo al , en la modificación al estudio ambiental (que presentó la empresa en diciembre del 2019) se analiza como impactos la reducción del área de drenaje de dos microcuencas por la reubicación de plantas de tratamiento de agua y la modificación en una planta de procesos, entre otros.

Río Seco

Senace evalúa también el estudio de impacto ambiental detallado (EIA-d) del proyecto Planta de Río Seco, de la empresa Procesadora Industrial Río Seco S.A., en Lima, que demandará una inversión de US$ 1,137 millones.

Además, estudia la modificación del estudio de impacto ambiental detallado (MEIA) para el proyecto de expansión de la Unidad Minera Toromocho (Junín),con el que Compañía Minera Chinalco busca elevar su producción de 170,000 toneladas de por día.

Lee también:  Estados Unidos compró el 22% de las exportaciones de oro peruano entre enero y octubre de 2020

La citada empresa presentó la MEIA para esa iniciativa de expansión en noviembre del 2020.

Vale recordar que el proyecto Ampliación Toromocho inició su construcción el año 2018 y, según el Ministerio de Energía y Minas (), se espera la culminación de sus obras en el 2022, con una inversión de US$ 1,355 millones.

Igualmente, el Senace analiza la tercera modificación del EIA-d de la Unidad Minera , de Hudbay S.A.C., ubicada en , que ingresó para evaluación del Senace el 21 de noviembre del 2020.

Cabe indicar que, en el caso del proyecto de reposición Constancia, por US$ 70 millones, se estima iniciar su construcción en el 2021 de forma que esté concluido en el 2022, según reportes del .

Eléctricos

Entre los grandes proyectos cuyo estudio ambiental analiza el Senace se incluye el del proyecto de la Central Hidroeléctrica RS3, de Kallpa Generación S.A., a ubicarse entre los departamentos de y el , por US$ 933 millones. El análisis de dicho estudio se realiza desde junio del 2019.

Lee también:  Covid-19: la actividad minera peruana antes, durante y después de la pandemia

Evalúa asimismo el EIA-d del proyecto de la central hidroeléctrica Alto Biavo, ubicada en la región San Martín, que propuso la empresa Generación Eléctrica Río Bravo, por US$ 617 millones.

Su estudio ingresó para evaluación el 3 de enero del 2020.

Está bajo análisis también el EIA-d del proyectado Terminal Portuario Pucusana, situado en Lima, que presentó la empresa Navisan S.A., y en el que prevé una inversión de US$ 50 millones. El documento ingresó para evaluación el 2 de marzo del 2020.

En general, el Senace refirió que en el 2020 esa entidad analizó 236 expedientes, y que desde que inició funciones (2015) evaluó 1,604 de esos documentos.

Se aprobó estudios de 9 proyectos el último año

El Senace informó que el último año la entidad aprobó los estudios de impacto ambiental detallados (EIA-d) y modificaciones a ese mismo tipo de estudios (MEIA) correspondientes a nueve grandes proyectos por US$ 2,074 millones.

Entre ellos, figura la aprobación del MEIA para la ampliación de la etapa 1 del terminal portuario de Chancay, por US$ 1,100 millones.

El resto comprende los EIA-d de tres proyectos eléctricos, dos de ellos de transmisión de Consorcio Transmantaro, en el centro y sur del país (por US$ 486 millones),y el MEIA de la central eólica Wayra I para el proyecto Wayra Expansión, de Enel Green, por US$ 130 millones, situado en Ica.

Lee también:  Telesalud: Innovación e Impacto Social (Miércoles 27 de Enero | 4pm)

Asimismo, incluye el MEIA del proyecto Matriz, de Shouxin (US$ 140 millones); el MEIA del proyecto de relaves La Esperanza, de unidad minera San Vicente, de la empresa San Ignacio Morococha (US$ 2.69 millones); y el EIA-d de Unidad Minera El Padrino, de (US$ 24 millones).

Guido Valdivia, Director Ejecutivo de Capeco: “Se tiene que explicar antes de plantear EIA”

Parte del proceso de evaluación de los estudios de impacto ambiental (EIA) incluye la participación ciudadana a través de procesos de consulta y es allí donde vemos que hay la mayor dificultad para la aprobación de los grandes proyectos. No es fácil explicar cuál es el impacto positivo y las precauciones a tomar en desarrollo y operación de proyectos, y ese es principal problema a resolver.

Para esos procesos se debe realizar una planificación territorial previa, que identifique aspectos a modificar en el desarrollo del territorio donde se ubica el proyecto, y desarrollar sinergias entre la nueva infraestructura y las necesidades de desarrollo local. Esta planificación previa a los proyectos, que debería hacerla el Estado, permitirá que la población aprovechar la presencia de esa infraestructura y no verla como una imposición.

Fuente: Gestión