Minería

ProActivo. El informe anual del Servicio Geológico de los Estados Unidos () revela que durante el 2019 el Perú se mantuvo como el segundo productor mundial de cobre, y .

La última encuesta mundial “Mineral Commodity Summaries 2020” del U.S. Geological Survey (), del Servicio Geológico de los Estados Unidos en español, revela que durante el 2019 el Perú se mantuvo como el segundo productor mundial de cobre, y ; además de ubicarse en el tercer puesto en la producción de plomo, y cuarto en estaño y molibdeno.

Durante el 2019, Perú produjo 455,440 TMF (toneladas métricas finas) de cobre, lo que representó el 12% de la producción mundial; mientras que la sumó 3,800 TMF, monto que equivale al 14% de la producción argentífera global.

Asimismo, en el caso del sumó 404,382 TMF, significando aproximadamente el 10% de la producción total de este metal.

De acuerdo al U.S. Geological Survey, Mineral Commodity Summaries, correspondiente a febrero de 2020, a nivel de Latinoamérica nuestro país lidera el ranking de producción en diversos metales. Por ejemplo, el Perú se encuentra en el primer lugar de producción en , zinc, plomo y estaño; y en segundo lugar en la producción de cobre, plata y molibdeno en la región.

Perú es primero en reservas de plata, a nivel mundial

Otro aspecto que destaca el informe se trata de las reservas a nivel mundial durante el 2019, y Perú se encuentra en el primer lugar en cuanto a reservas mineras de plata, representando el 21,4% del total de reservas en el mundo.

Nuestro país también mantiene la segunda posición a nivel global, con las mayores reservas de cobre y molibdeno; mientras que en ese mismo nivel, ocupamos el cuarto lugar en las reservas de plomo y el quinto en zinc.

El Ministerio de Energía y Minas, destacó la publicación del y precisó que el gobierno promueve una minería sostenible, que se desarrolle con respeto a las comunidades y el medio ambiente, porque es uno de los motores que tiene el país para avanzar hacia el desarrollo y generar los recursos que permiten cerrar las brechas de acceso a servicios básicos en beneficio de las poblaciones más vulnerables.