SNMPE hidrocarburos

La Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) expresa su preocupación por la posible asignación directa del Lote X a Petroperú, una acción que desafía las mejores prácticas internacionales y podría minar la competitividad del Perú en la región. Según el estudio presentado por la SNMPE, esta medida va en contra de la Ley Orgánica de Hidrocarburos y socava la transparencia y la libre competencia en el sector.

El Lote X, uno de los principales yacimientos petroleros del país, está en riesgo debido a la falta de un proceso competitivo para su asignación. Empresas privadas interesadas en continuar la explotación del lote han sido ignoradas por Perupetro, que parece inclinarse hacia una negociación directa con Petroperú, a pesar de sus limitadas capacidades financieras para realizar nuevas inversiones.

Ver también:  SNMPE: exportaciones mineras crecieron 15% en enero 2024 al sumar US$ 3,104 millones

La falta de transparencia en el manejo de la asignación de lotes petroleros es una preocupación creciente, y la SNMPE insta al Gobierno a considerar una reestructuración de Perupetro para garantizar un proceso justo y competitivo. Países de la región, como México, Argentina, Colombia y Brasil, promueven licitaciones competitivas para la adjudicación de contratos petroleros, lo que ha demostrado ser efectivo para atraer inversiones y maximizar el valor de los recursos naturales.

La inversión en el sector de hidrocarburos es crucial para el desarrollo económico del país, pero requiere un marco regulatorio claro y transparente que fomente la participación del sector privado. La falta de inversión podría comprometer la capacidad del Perú para aprovechar sus recursos naturales y afectar su competitividad en el mercado internacional.

Ver también:  Víctor Gobitz sobre minería informal: “Podemos crear un círculo virtuoso de lo que hoy es un círculo vicioso” (Exclusivo)

Es imperativo que el Gobierno actúe con prontitud y tome medidas para reformar Perupetro, fortaleciendo su capacidad técnica y promoviendo un proceso de asignación de lotes transparente y competitivo. Solo así el país podrá asegurar un desarrollo sostenible en el sector de hidrocarburos y maximizar el valor de sus recursos naturales para el beneficio de todos los peruanos.