Raúl Jacob Ruisánchez

Raúl Jacob, director financiero de Southern Copper Corp.

Una de las mayores empresas de cobre del mundo tiene buenas y malas noticias para los compradores afectados por los precios más altos en casi una década.

El lado positivo es que los precios ya están muy por encima del nivel de incentivo para los nuevos proyectos que ayudarían a aliviar la escasez de oferta. Por desgracia, la construcción de minas puede tardar el doble que en el pasado, lo que significa que el mercado no verá esa nueva oferta hasta dentro de ocho o diez años.

Esta es la opinión de Raúl Jacob, director financiero de Southern Copper Corp., que quiere aprovechar más de las mayores reservas del sector para casi duplicar la producción en 2028 y, posiblemente, convertirse en el mayor productor mundial.

Ver también:  Proyecto Los Calatos empieza a tramitar su EIA y se estima iniciar la construcción en el 2027

Sin duda, Southern Copper tiene sus manos llenas en términos de proyectos en Perú y México y no está buscando acelerar la construcción de manera significativa. Pero otras empresas probablemente lo harán, dado que los precios del cobre están muy por encima de los 4 dólares la libra, frente a la media del año pasado de 2,80 dólares, dijo Jacob. El precio de incentivo para los nuevos proyectos es de 3,25 a 3,50 dólares la libra.

Anteriormente: ¿Hasta dónde puede volar el cobre? Este operador de metales espera 12.000 dólares

“Si este nivel de precios se mantiene, deberíamos ver anuncios de nuevos proyectos en el mercado”, dijo Jacob en una entrevista el lunes. Pero los retrasos desde la decisión hasta la producción harán que el ciclo del precio del cobre sea “un poco más largo que en el pasado”.

Ver también:  El cobre sube levemente por caída del dólar, que contrarresta temores sobre demanda china

El cobre sube mientras Goldman advierte del mayor déficit de la década
La próxima generación de minas de cobre tendrá que enfrentarse a una menor calidad del mineral que puede elevar los costes, a la vez que se adhiere a normas medioambientales y sociales más estrictas.

Esta es una de las razones por las que Southern Copper no acelerará sus planes de expansión para aprovechar los precios más altos. Los proyectos tardan “el tiempo necesario para ser seguros”, dijo. “No hay que hacer recortes para conseguirlo”.

La empresa, al igual que sus pares, está inundada de efectivo. Los precios actuales del cobre indican un año récord de ganancias antes de partidas en el rango de los 5.000 millones de dólares, dijo Jacob. Aunque la prioridad de gasto sigue siendo su cartera de proyectos, Southern Copper estudiará las oportunidades de adquisición que se presenten y hará recomendaciones al consejo de administración, dijo.

Ver también:  Antofagasta prevé que la producción de cobre en 2024 se sitúe en la parte baja de sus previsiones

“Las valoraciones serán más altas debido al mejor entorno de precios, pero al mismo tiempo nuestras propias valoraciones serán más altas”, dijo Jacob. Con un balance que, según él, “probablemente está infrautilizado”, Southern Copper cotiza a 24 veces los beneficios estimados, muy por encima de la ratio media de su grupo.

En cuanto al tipo de oportunidades que podrían interesar a la empresa, dijo que todo se reduce a la calidad de los activos.

“Nos sentimos cómodos en América Latina y muy cómodos y positivos sobre el cobre”, dijo.

Fuente: Bloomberg