(Southern Perú) Impulsa Torata

  • Menores cuentan con espacio que contribuirá a mejorar su nivel cognitivo y motor de los estudiantes.

El Comité Comunitario de Torata y Southern Perú hicieron “entrega” de un aula de psicomotricidad a la I.E. 253 San Martín de Porras del Centro Poblado Yacango (Torata – Moquegua), institución que ganó el concurso de proyectos por convocatoria “Impulsa Torata”.

Como parte del capital semilla en especies la comunidad educativa recibió un nuevo ambiente edificado en un área total de 85.65 metros cuadrados. En dicho espacio, organizado y reservado, 37 niños menores de 6 años, desarrollarán destrezas y habilidades motrices para el dominio de su cuerpo (equilibrio, coordinación óculo manual y podal), así mismo se reforzará la seguridad y promoverá su socialización.

Adicionalmente, se incluirá 03 sesiones de capacitación especializada en Práctica Psicomotriz Autocuturier (PPA), un método que forma parte de estrategias innovadoras que fomentan la autonomía en la primera infancia.

Ver también:  MINEM empodera mujeres de zona de influencia minera en Moquegua

El aula de psicomotricidad está hecha en Drywall con base de concreto, techo con cielo raso, y cuenta con instalaciones eléctricas, puertas contraplacadas, cerraduras y ventanas con perfiles de aluminio y vidrio laminado.

Dicho capital semilla está valorizado en S/ 65,153.03 y a él se suma la contrapartida de la institución por S/ 11,100 que consistió en la mano de obra para la nivelación del terreno, acondicionamiento de espacio para la construcción y organización del aula. Se sumará la realización de escuelas de padres de familia y pasantías a otras instituciones educativas para el fortalecimiento de competencias. Con el funcionamiento del aula, docentes y padres de familia de la institución educativa esperan incrementar en un 90% las actividades de psicomotricidad de los menores.

Ver también:  ENGIE inaugura segundo Bus Educativo Verde para colegios públicos de Moquegua

Las líderes del proyecto Fanny Torres y Araceli Montes destacaron los beneficios de contar con el nuevo ambiente, pues a nivel cognitivo permitirá a los pequeños aumentar su capacidad de atención, concentración, expresión, creatividad y memoria. A nivel motor, los niños tomarán conciencia y tendrá el control de su cuerpo y movimientos.

La docente Fanny Rodríguez agradeció el capital semilla y explicó que será de mucha valía para superar los problemas que desencadenó el confinamiento durante la pandemia. “Es trascendente este capital porque los menores, a raíz del encierro por la pandemia presentaban un retraso en su desarrollo motor, había inseguridad, falta de atención y conflictos. Esto es un gran anhelo para la institución educativa.