transferencias mineras en Perú

La reconciliación es una técnica que compara las toneladas, ley y metal pronosticados por las reservas contra las toneladas, ley y metal producidos, con el propósito de medir la calidad de la estimación, sostuvo el Ing. Rubén Díaz, durante la clase «Reconciliación mensual, reservas y minado», en el marco del programa Cantera de Talentos para la Minería.

Con esta técnica, agregó, se pueden realizar predicciones del comportamiento de la mineralización, mejorando las estimaciones de recursos de largo plazo y los cálculos de reservas para los planes de minado a corto y mediano plazo.

En ese sentido, acotó que los modelos de recursos minerales deberán contener datos precisos del tonelaje, ley y metal para los planes de vida útil de la mina y los programas de producción, considerando para ello la dilución interna y externa y la pérdida de mineral.

Cálculo de reservas

Para el cálculo de reservas, explicó que es necesaria la identificación de todos los factores materiales que influirán en la decisión de minar.

“La mayoría [de los factores] tendrá un impacto en el capital o en las operaciones, otros pueden proporcionar restricciones físicas en la operación propuesta, como, por ejemplo, los límites de emisión de azufre, tierra esterilizada, disponibilidad y costo de agua para procesamiento, etc.”, reveló.

Aparte, recomendó para la correcta estimación de reservas, previo al estudio de factibilidad, realizar una revisión de diligencia para verificar la confiabilidad de las entradas de datos, ya que puede detectarse áreas que requieran exploración adicional o una investigación.

Sin embargo, el Ing. Rubén Díaz comentó que los errores típicos asociados a la proyección de la cantidad de reservas suelen presentarse en la interpretación geológica, estimación geoestadística y en la toma de muestra.

Reportes de reconciliación

En otro momento, explicó que los reportes de reconciliación pueden elaborarse de manera mensual, a través de la comparación entre el modelo de recursos utilizado para la planificación del mes y el modelo de recursos de corto plazo más actualizado.

De manera similar, se puede trabajar un reporte acumulado del año, que es la comparación entre el modelo de recursos utilizado para el presupuesto anual y el modelo de recursos Ore Control.

“A partir de esta comparación, se puede discutir si hay una subestimación o sobrestimación del modelo de recursos de largo plazo, y realizar ajustes de dilución”, puntualizó.

Fuente: IIMP