Aitor Jauregui, director de BlackRock para Latinoamérica

Aitor Jauregui, director de BlackRock para Latinoamérica, ha identificado cinco tendencias clave que guiarán las decisiones de inversión en 2024. Destacando las oportunidades generadas por las condiciones optimistas del mercado hacia el futuro, Jauregui resalta la importancia de la inteligencia artificial y la transición energética, especialmente en países que apuntan a energías renovables y minerales como el litio.

En cuanto a las oportunidades de inversión, BlackRock ha observado posibilidades en todos los países de la región, incluyendo Chile, México, Colombia, Brasil, Perú y Centroamérica. Se menciona una inversión en infraestructuras locales en Chile, proyectos de energías renovables en Brasil, y el atractivo continuo de México para inversionistas internacionales debido al “nearshoring” y las disrupciones en las cadenas de suministro.

Ver también:  Exploración minera con IA brinda nuevo impulso en América Latina

El ejecutivo destaca la importancia de la transición energética en la región, con Chile siendo un claro ejemplo como gran productor de litio y cobre, fundamentales para la construcción de baterías. Además, la reducción de tasas de interés por parte de los bancos centrales en la región se presenta como un factor que promoverá más inversiones.

En cuanto a sectores atractivos para el próximo año, BlackRock destaca cinco mega fuerzas, entre ellas la inteligencia artificial y generativa, que permitirá eficientar procesos y escalar negocios. También se menciona la transición energética como una oportunidad histórica, así como la importancia de la ciberseguridad y la independencia energética en medio de riesgos geopolíticos.

Ver también:  Consejos para evitar riesgos en la cadena de suministro

En relación con el perfil de los inversionistas en la región, BlackRock señala que históricamente las carteras han sido más dominantes en renta fija, pero hay una creciente apertura a la inversión internacional. Los inversionistas latinoamericanos muestran mayor interés en mercados de renta variable globales, utilizando ETFs y fondos de gestión activa como opciones alternativas para obtener exposición a carteras internacionales.

En cuanto a las proyecciones para 2024, BlackRock anticipa un crecimiento similar al observado en los últimos cinco años, destacando factores demográficos, adopción digital, nearshoring y balances saneados que seguirán impulsando la inversión en la región. Se destaca la historia de crecimiento y optimismo en el negocio de América Latina.