Pamela Florián, gerente general de Hatch Perú

El mundo avanza hacia una energía híbrida y disruptiva, mientras la Inteligencia Artificial (IA) es una herramienta que contribuye a la mayor eficiencia. La minería no es ajena a estos cambios que ya hablan de una minería 5.0 o Minería 4.0 plus, al respecto Pamela Florián, gerente general de Hatch Perú conversa con ProActivo.

¿Es posible que Perú pueda desarrollar sus proyectos greenfield?

Sí es posible por las altas capacidades que tiene en minería, el conocimiento profundo de las tecnologías y una experiencia global de apalancarse con la adquisición de nuevas tecnologías. Perú tiene una cartera de proyectos significativamente importantes y es un referente dentro del rubro minero.

Si bien hay algunas restricciones, la idea es que estos desafíos se superen a partir de un entendimiento de todas las partes involucradas y de un enfoque equilibrado, capaz de resolver las preocupaciones ambientales, sociales y las necesidades económicas del país.

¿Qué necesita el país?

Necesitamos reactivar el ingreso de divisas externas y generar muchas más inversiones para seguir fomentando el dinamismo y el crecimiento del Perú a una escala mucho mayor. Para ello requerimos destrabar los proyectos mineros, reactivar proyectos brownfield, asegurar la sostenibilidad y mejorar las operaciones mineras en general. Es bueno tener un nuevo ministro de Energía y Minas enfocado en minería.

Ver también:  Exploración minera con IA brinda nuevo impulso en América Latina

¿Cómo ha evolucionado la tecnología, al nivel de hacer rentables proyectos que antes no lo eran?

Son diferentes eras de industrialización en el transcurso de nuestra historia y así como evoluciona y madura el mundo, también las soluciones de ingeniería y tecnología. Me gusta esta última etapa denominada industria 4.0 Plus o Industria 5.0, porque es de los grandes avances tecnológicos.

Pasamos de buscar soluciones desde la remotidad a poder apalancarnos de diferentes fuentes de energía híbridas o renovables. Así no es necesario tender líneas eléctricas a grandes distancias para operar. Estamos cambiando la matriz energética y esa es la tendencia global.

La amplitud de la innovación en energía renovable es súper potente para la minería. Están los vehículos eléctricos y el poder centralizar y remotizar operaciones mineras, además de herramientas de inteligencia artificial o de analítica, que agilizan esta hoja de ruta de innovación.

Hay iniciativas en software, digitalización, y estandarización. Además, se puede simular escenarios de una operación en un centro de control mucho más tranquilo con todas las condiciones y variables que pueda tener en mi proceso, lo que permite manejar predictivamente mis equipos para reducir los costos de operación, al no tener paradas de plantas que impacten significativamente en la performance del proceso.

Ver también:  Edgardo Orderique: CONAMIN tratará temas plausibles y críticos en la minería de Perú (Exclusivo)

En cuanto a la IA, ¿qué rol cumplirá en la industria 5.0?

La IA tiene que ser usada como una herramienta, transforma la manera en que la minería opera. Nos ayudará a evolucionar y a mejorar nuestros procesos. Por ejemplo, se usa para optimizar los procesos de extracción y operacionales; además, aumenta la eficiencia operativa para extraer recursos en lugares no explotados a partir de la identificación de variables preliminares. También permite mejorar la seguridad de las personas que operan en lugares quizás inhóspitos o de difícil acceso.

¿Qué aportes brinda Hatch para que las empresas mineras cumplan con las mayores exigencias incluso hasta el Alcance 3?

Como empresa de consultoría nuestra misión es ser emprendedores con alma técnica. Actuamos como dueños. Cuando entramos a revisar y definir una solución nos ponemos el sombrero del cliente con el que estamos trabajando.

Por ello no necesariamente vamos por una solución definida, sino que incorporamos la innovación, la tecnología y todos los riesgos; incluidos los sociales, ambientales y de comunidad en nuestra visión de negocio para definir la que sea más aterrizada posible para nuestro cliente.

Tenemos equipos que trabajan incluso para definir una solución que abarque la sostenibilidad, o el compromiso de reducción del contenido de carbono equivalente de una operación. Pero no solo el Alcance 1 y 2, sino también el Alcance 3.

Ver también:  ProInnóvate cofinancia startups peruanas que utilizan inteligencia artificial

Definimos equipos multidisciplinarios para llegar a establecer cuáles son las acciones que tenemos que hacer y en qué fase hacerlas. A partir de ahí se define la estructura de un equipo de trabajo de un proyecto que podría ser muy complejo, pero que permite tener claridad sobre cuáles son los pasos que tienen que realizar nuestros clientes para seguir produciendo.

Una operación minera necesita producir el metal a condiciones económicas y sostenibles. Por eso hay que definir casos de negocio que aseguren esa trazabilidad. Probablemente tengamos que hacer optimizaciones, mejorar procesos y tener una visión compartida, agregando valor a la comunidad y generando capacidades en el entorno en el que trabajamos para que el ecosistema minero se vea beneficiado. Hatch tiene una composición de diversos profesionales que trabajan en conjunto para definir esas soluciones.

¿Qué expectativas para PDAC 2024?

Reposicionar al Perú en el eje de país minero con gran capacidad para abastecer de los minerales críticos que el mundo necesita. Tenemos las condiciones adecuadas y lo podemos hacer.