oscar-gonzalez-rocha_proactivo

ProActivo | Las confusiones y los olvidos desde el aparato público, en torno a los asuntos vinculados a la empresa Southern Perú Cooper Corporation (SPCC), dueña del proyecto Tía María, involucra a gobernadores, funcionarios, hasta al expremier Vicente Zeballos, incluso para el abastecimiento del preciado oxígeno ante la crisis sanitaria por el Covid-19.

“El señor primer ministro Zevallos nos mandó un escrito -ya no recuerdo si fue a principios de mayo- pedía que le apoyemos con oxígeno. Y si podíamos entregarle algo del mismo”, reveló el presidente ejecutivo de SPCC, Óscar González Rocha.

González Rocha dijo que la empresa dio una respuesta inmediata y por escrito de que sí podían apoyar con 20 mil metros cúbicos de oxígeno con el objeto de que pudiera repartirse una parte mayoritaria para Arequipa –a pedido del gobierno- y otra para Moquegua.

El oxígeno

Al final, luego de conseguir 30 mil metros cúbicos de oxígeno, fueron distribuidos de la siguiente manera: “7 mil metros cúbicos en Moquegua y los otros 23 mil, en Arequipa”, informó el empresario minero, durante el Networking Breakfast & Conference (Online): “Southern Peru Copper Corporation: La nueva era post covid-19 y los retos y desafíos en sus operaciones”, organizado por la Cámara de Comercio Canadá- Perú.

Ver también:  Arequipa: En la última década, la minería generó el 30% de PBI regional

“Posteriormente, estuvimos esperando que nos indicaran quién iba a recoger el oxígeno y cuándo lo iban a hacer; y desgraciadamente no contestaron hasta después de dos meses. Cuando vino el problema, nos mandaron decir por teléfono que iba a pasar una empresa a recoger el oxígeno para empezarlo a transportar y si podíamos ayudar con más”, respondió González Rocha.

Explicó que la donación proviene de la planta de oxígeno que alimenta a la fundición para poder hacer los trabajos de producción de ánodos. “Con 30 mil estábamos un poco ajustados, pero quedamos en que lo podíamos surtir”, dijo.

González Rocha lamentó que, “al parecer, la Presidencia del Consejo de Ministros, o sus asistentes, se durmieron y se les olvido que habían pedido oxígeno; no lo activaron rápidamente y ya cuando llegó, fue una salvación para Arequipa y para Moquegua, aunque desgraciadamente un poco tarde”.

La falta de comunicación

Cómo se recuerda, hace un año una serie de entredichos se dieron respecto a la opinión adelantada sobre el proyecto Tía María, del presidente de la República, Martín Vizcarra en una conversación filtrada que tuvo con el gobernador de Arequipa y otras autoridades. Luego de ese episodio el tema ha sido evitado por el primer mandatario, incluso ahora, cuando existen casos como el de República Dominicana donde el presidente electo, Luis Abinader, ya inició conversaciones con Barrick Pueblo Viejo, para apoyar la ampliación de la mina –una inversión por US$ 1,300 millones, similar al proyecto Tía María- y obtener mayores ingresos para el fisco, ante la reducción de ingresos provenientes del turismo. 

Ver también:  Cajamarca, Apurímac y Arequipa lideran la Cartera de Proyectos de Inversión Minera 2024

Al ser consultado González Rocha si viene sosteniendo reuniones con el presidente de la República, respondió: “El señor presidente, Martín Vizcarra, nunca se ha comunicado con nosotros. Antes del problema que se presentó en la región Arequipa entre el presidente y el gobernador, y las autoridades locales, tuvimos dos reuniones en Palacio de Gobierno, para ver algunos asuntos, entre ellos el de Tía María”.

Arequipa víctima del Covid-19 y de politiqueros

El relato del presidente de Southern revela por fuera una situación que afecta a la población arequipeña y que fue descrita en un párrafo (a través de una red social) por el exdecano de Colegio Médico Arequipa, Wilfredo Pino, quién falleció hoy, y quien desde su habitación había emitido un doloroso mensaje que grafica lo que ocurre: “Desde una sala de hospital, con covid-19, no puedo dejar de alterarme, por este atropello. Estas autoridades del Gobierno Regional, no solo son incompetentes, sino abusivos y responsables de lo que hace la pandemia en Arequipa. Denuncias de una vez ¿por qué aguantamos tanto los arequipeños? Así, como atenderá el personal de salud, sabíamos que había vulnerabilidad cultural, pero la peor de todas es la vulnerabilidad política o mejor politiquera que hay en la región, incapacidad total. Mientras pueda, tenga fuerzas y si Dios decide, seguiré desde un lecho de enfermo de covid reclamando por la salud pública de mi Arequipa y mi país. Felizmente se fue ese indolente que teníamos de ministro, de médico, solo un cartón. Parece que nunca aprenderemos… Dios nos cuide”.

Escrito por: Mónica Belling