Trafigura

Trafigura dijo el miércoles que no fue el único operador de materias primas que ordenó retiros de inventarios de cobre de la Bolsa de Metales de Londres (LME), un día después de que la entidad tuvo que adoptar medidas para calmar un mercado volátil en medio de la escasez.

La prima del contrato de cobre en efectivo de la LME sobre el índice de referencia de futuros a tres meses se disparó a un récord de más de 1.000 dólares la tonelada el lunes, ya que los inventarios disponibles alcanzaron sus niveles más bajos en más de dos décadas.

La LME, el mercado de metales industriales más antiguo y más grande del mundo, dijo en la noche del martes que estaba revisando las reglas para aumentar la liquidez y permitir que los tenedores de posiciones cortas atrapados en la escasez difieran la entrega.

Ni Trafigura ni la LME se refirieron directamente a un artículo de Bloomberg el martes que mencionaba al comerciante de materias primas como el principal impulsor de grandes cancelaciones u órdenes para retirar cobre de los almacenes de la LME.

Las existencias de cobre bajo garantía de la LME, las que no están destinadas a la entrega, habían caído un 94% desde mediados de agosto, a 14.150 toneladas la semana pasada, el nivel más bajo desde al menos 1998.

“Nos comunicamos por adelantado con la LME antes de cancelar las órdenes de cancelación con total transparencia, como de costumbre”, dijo Trafigura en un comunicado. “Trafigura es uno de varios actores del mercado que han tomado medidas similares en las últimas semanas”.

La firma recurrió a los inventarios para enviarlos a usuarios finales, sobre todo en Asia y Europa, agregó.

La prima del cobre había caído a 338 dólares al cierre del martes, pero aún es alta según los estándares históricos y es probable que impulse las entregas en los almacenes de la LME, dijeron analistas.

El cobre en la LME tocó un máximo de cinco meses de 10.452,50 dólares la tonelada el lunes, habiendo ganado alrededor de un 15% en unas dos semanas, en gran parte debido a las preocupaciones sobre los bajos inventarios y la crisis energética mundial. El miércoles cedía un 1,6%, a 9.991 dólares.

Fuente: Reuters