Agro Quellaveco (Anglo American)

Préstamos lograron generar más de 26 mil jornales de trabajo y el cultivo de 550 hectáreas de palta, vid, olivo, orégano, entre otros productos

En los valles de Omate, Torata y San Cristóbal, 104 productores agropecuarios que nunca pudieron acceder a un préstamo por su baja calificación en diferentes entidades financieras lograron por fin hacerlo con Agro Quellaveco, la iniciativa implementada desde el 2020 por Anglo American en alianza con la Cooperativa Santa Catalina.

Con ello, estos productores moqueguanos que se dedican al cultivo de palta, orégano y a la crianza de alpacas, lograron adquirir insumos, semovientes (animales) y contratar trabajadores que elevaron su producción, contribuyendo así a mejorar la calidad de vida de sus familias.

Desde que vio la luz hace dos años, precisamente en la etapa más difícil de la pandemia, Agro Quellaveco ya ha brindado préstamos con las tasas más bajas del mercado crediticio, a más de 270 productores agropecuarios. El impulso que Agro Quellaveco ha dado a los trabajadores del campo en la región Moquegua, se refleja también en los más de 26 mil jornales de trabajo que fueron financiados con estos créditos, de los cuales el 42% fue realizado por mujeres.

El programa tiene una morosidad por debajo del 1%, lo que demuestra que los créditos se ajustan a las posibilidades de pago de todos los productores, y además refleja la responsabilidad de los agricultores. “Algo muy valioso de esta experiencia es que el espíritu solidario del productor agropecuario se pone en evidencia, porque saben que, al cumplir puntualmente con sus cuotas, otros agricultores pueden acceder a estos créditos”, manifiesta Alejandro Justiniano, gerente de Desarrollo Social de Anglo American.

Hasta el momento se han entregado créditos por más de 13 millones de soles en las tres provincias de Moquegua. Con ello se han comprado más de 10 mil semovientes como cuyes, alpacas, porcinos y pollos, y se han cultivado de más de 550 hectáreas con diferentes productos como palta, vid, olivo, orégano, entre otros.

“Con el préstamo de Agro Quellaveco hemos podido combatir la plaga y pagar a la gente que nos ayuda en el fundo y hemos podido sacar mejores productos este año, la aceituna de mejor calidad”, comenta Rossana La Motta, propietaria del fundo “La Huerta”, en Ilo.

El siguiente objetivo de Agro Quellaveco es fortalecer la asociatividad de los agricultores y para ello ya se viene trabajando con el CITE Agroindustrial y con el Instituto Nacional de Innovación Agraria para identificar las oportunidades y así obtener ventajas comerciales una vez los productos lleguen al mercado.