Minera Vale

Vale Base Metals (VBM) está dando prioridad a la decisión de fusionar sus operaciones de níquel en la cuenca de Sudbury en Canadá con las de Glencore este año, una medida que podría reducir costos para ambas compañías, según afirmó su presidente. El níquel es un componente clave en las baterías de vehículos eléctricos, y las empresas mineras buscan reducir costos de producción en un momento de precios en declive.

Las conversaciones para una fusión en Sudbury han estado en curso desde 2006, cuando se estimaron ahorros anuales de más de $500 millones. Se han considerado diversas opciones para las operaciones mineras y de procesamiento en la zona. El presidente de VBM, Mark Cutifani, indicó que están explorando diversas posibilidades, incluyendo áreas antiguas y residuos, y esperan tomar una decisión este año.

Ver también:  Potencial alcista de las acciones de minera Volcan tras la venta de Glencore

VBM, la división de cobre y níquel de Vale, y Glencore comparten límites en la cuenca de Sudbury. Mientras VBM posee cinco minas, Glencore es propietaria de la mina Nickel Rim South, que está cerrando operaciones después de 15 años, y del proyecto Onaping Depth. Ambos activos también producen cobre y metales preciosos.

La fusión permitiría compartir infraestructuras, y Cutifani expresó que tiene sentido aprovechar sinergias en este sentido. Aunque no especificó los ahorros actuales, VBM tiene planes ambiciosos de casi duplicar la producción de níquel a 300,000 toneladas métricas por año como parte de su inversión de $25 a $30 mil millones en nuevos proyectos en Brasil, Canadá e Indonesia durante la próxima década.