A pesar de la difícil situación que enfrenta el país y el mundo por la pandemia del , no se debe descuidar los esfuerzos frente al , sostuvo el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (), .

Para ello, dijo, es necesario continuar impulsando la electromovilidad, el desarrollo de cadenas productivas libres de deforestación, la conservación de los ecosistemas de turberas (humedal), las cuales almacenan agua y carbono; e impulsar proyectos de inversión relacionados a energía renovable.

“Hay que demostrar que la línea de trabajo verde tiene un potencial de inversión y el Perú tiene condiciones naturales importantes”, refirió durante su participación como panelista en el foro “La agenda climática internacional”, organizado por la Comisión Especial de del Congreso de la República.

Quijandría Acosta indicó que en la actual situación que enfrentan los países por la pandemia del hay determinantes ambientales, y que las acciones de reactivación económica que se impulsen deben incluir elementos relacionados en materia ambiental.

Explicó también que desde el se promovió la aprobación de la Ley Marco sobre , así como su reglamentación; y para este año se tiene previsto presentar como país las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) actualizadas a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el .

Añadió que en el componente de mitigación se aumentará la meta, es decir, pasar de 30% a 35% en la reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) para el 2030.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, afirmó que atender la emergencia sanitaria no debe significar desatender la crisis climática, que es el mayor desafío de la humanidad en el largo plazo.

“La crisis sanitaria es la amenaza más apremiante que enfrenta el mundo en este momento y debemos hacer frente con todos los recursos a nuestro alcance.

Sin embargo, hay otra crisis no menos urgente y no menos grave, que es el cambio climático, que también nos afecta a todos y nos exige actuar ahora mismo”, sostuvo.

En ese sentido, comentó que, si bien son dos retos diferentes que se tienen que enfrentar, uno cercano e inminente, y el otro, aparentemente distante y menos urgente, sería un error muy serio creer que para resolver uno podemos postergar el otro.

Agregó que la pandemia nos ha abierto una inesperada ventana de oportunidades para edificar un futuro más limpio, verde, saludable y amigable con el ambiente para dejar atrás la explotación insostenible de los recursos de la tierra y así adoptar un modelo de producción y consumo sostenible.